martes, 23 de febrero de 2010

Smile me... [Cap. 7]

Capitulo 7

Ambos caminaban por las calles, Chinen señalaba cada cosa que le parecía interesante, Takaki le limitaba a observarlo detenidamente sin decir una sola palabra, después de caminar por unas cuantas horas, ambos se dirigieron a un restaurante para comer algo.

-Dime una cosa, ¿Por qué Yabu si sabía lo de tu cumpleaños?-
Takaki terminó de masticar su bocado y con la misma indiferencia de siempre respondió muy tranquilo.
-No tengo idea-
Obviamente Chinen no se conformo con esa respuesta, sin embargo no dijo nada más y continuo comiendo sin decir una sola palabra, se sentía extraño, y es que el había imaginado que una vez confesados su sentimientos y aceptados por Takaki, las cosas serían diferentes, que tal vez la actitud de Takaki cambiaría un poco, pero al parecer eso no iba a ser algo facil, asi que no podia evitar el sentirse un poco decepsionado por ello.

Al salir del restaurante, Takaki le preguntó a Chinen.
-¿A donde quieres ir?-
Como siempre, la actitud de Takaki no era la más entusiasta, asi que Chinen no pudo evitar el sentirse un poco deprimido.
-Supongo que se me terminaron las ideas... ¿tu tienes alguna?-
Trato de sonar con la misma alegría de siempre, esperaba al menos una actitud diferente en Takaki, pero cual fue su gran decepsion al escuchar la respuesta.
-Yo solo quiero ir a casa a descansar-
-De acuerdo-
Y sin más que decir, ambos caminaron de regreso al departamento de Takaki, pero esta vez, Chinen iba en silencio, con la mirada perdida, simplemente mirando por la ventana.
"-¿Por que me siento así? ¿Que es lo que realmente espero de el? Yo se que el es así y que no podre cambiarlo tan facilmente... esta es la primera vez que me siento tan débil... odio esto-"
Obviamente Chinen comenzaba a ponerse de mal humor, odiaba sentirse debil y sin poder hacer nada para manipular a Takaki, bueno, realmente no deseaba manipularlo, solo que cambiara su actitud, esta era la primera vez que no lograba lo que realmente quería y eso era realmente frustante.
Para Takaki, esta era la segunda vez que Chinen iba tan callado en el camino, y con esa expresión algo molesta.
"-Nunca podre saber realmente que es lo que piensa, ¿Como puede ser tan alegre en un momento y después estar molesto?-"
Y es que Takaki deseaba poder entender a Chinen, pero al parecer era algo muy complicado y dificil de lograr.

Cuando llegaron al departamento, Takaki se fue directo a la sala, se sento en un sillon y se puso comodo, Chinen se quedo de pie junto a la mesa del comedor, observando aquella caja.
-¿Quieres comer pastel?-
Pregunto con entusiasmo.
-Ahora no, estoy satisfecho, comere mas tarde-
Chinen comenzaba a llegar a su limite, no sabia como cambiar la actitud de Takaki, no podia negar que esa actitud le gustaba, pero ahora deseaba una situación diferente, sin embargo no sabía como conseguirla, ni siquiera sabía exactamente lo que quería.
"-¿Por que las cosas no son como yo las quiero?-"
Pensó, después se acercó hacia donde estaba Takaki, tomo sus cosas y dijo en voz baja.
-Creo que lo mejor será que me vaya a casa...-
Takaki escuchó estas debiles palabras y miró sorprendido a Chinen.
-Que tengas un feliz cumpleaños-
Dijo con una sonrisa debil, se dió media vuelta, se dirigió a la puerta, la abrió lentamente, y sin mirar atras, salió del departamento.

Ahora se habia quedado solo.
"-¿Y ahora que...? ¿Por que tenia esa cara?-"
Pensó Takaki mientras miraba hacia la puerta, no le gustaba que Chinen estuviese asi de de serio con el, pero nunca lograba comprender del todo lo que pasaba por la mente del chico.
Estaba a punto de ponerse de pie y seguirlo, queria estar con el, despues de todo deseaba pasar el resto del dia con el.
Pero entonces, su telefono comenzo a sonar, así que no tuvo otra alternativa más que responder, era Yabu.
-¿Que pasa Yabu?-
-¿Que tal? Solo llamaba para saber si estabas bien-
-¿Por que no habria de estarlo?-
Pregunto Takaki un poco extrañado.
-Tienes razon, dime, ¿te gusto el pastel?-
-Aún... aún no lo pruebo, lo siento-
-No te preocupes, no estaba seguro de que sabor es tu favorito asi que espero que te guste-
Agregó Yabu tratando de sonar tranquilo.
-Gracias-
Dijo Takaki con un poco de culpabilidad en la voz, al ver el pastel que aun seguia sobre la mesa, recordo que Chinen se habia ido.
-¿Seguro que estas bien?-
Preguntó Yabu, se preocupo al escuchar asi a Takaki.
-Si yo.... no... no estoy bien-
Dijo finalmente con un suspiro.
-¿Necesitas algo?-
Preguntó Yabu.
-Solo... es que... no lo se...-
-¿Estas en tu casa?-
-Si...-
-Voy para allá-
Y sin más, Yabu colgó.

Ya estaba a pocos pasos de llegar a su casa, estaba frustrado, enojado y confundido.
Sin saludar, entró a su casa y subió directamente hacia su habitación, se encerró y se tumbó sobre la cama.
-¿Qué es lo que me pasa?-
Dijo mientras hundía su rostro en una almohada, después de unos segundos levantó su rostro y solo se recostó boca arriba.
-¿Por que... por que lo deje solo? Se supone que es su cumpleaños... además ya estoy acostumbrado a su frialdad.... pero entonces... ¿que me sucede?... supongo que despues de todo no estoy acostumbrado a esa falta de atención, y menos de alguien como el...-
No podía negar que eso le molestaba, odiaba el no recibir la atencion de la gente, pero lo que en realidad le dolía aún más era no recibir la atenciión de la persona, que ahora, más le importaba, Takaki.
Se puso a pensar en su comportamiento, había llegado a la conclusión de que no había sido el más adecuado, despues de todo no habia sido claro con Takaki, y tal vez, en eso estaba fallando.
-Tengo que ir con el-
Y sin más, se levantó de la cama rapidamente y practicamente salió corriendo de su habitación, después salió de su casa sin dar ninguna explicación.

Minutos despues de haber terminado aquella llamada con Yabu, alguién tocó a la puerta, dentro de el estaba la esperanza de que fuese Chinen quien tocaba, pero al abrir la puerta se dió cuenta, que como siempre, había esperado demasiado de aquella esperanza.
-¿Puedo pasar?-
Era Yabu, al parecer habia llegado corriendo despues de colgar con Takaki.
-Adelante-
Le dijo haciendose a un lado para dejarlo pasar.
-Vine lo más rapido que pude-
-Si... ya me di cuenta, no era necesario que corrieras-
-Es que... te escuché muy mal y me preocupe-
Takaki solo sonrió debilmente ante este comentario.
-Me sorprende lo mucho que te preocupas por mi-
Yabu no pudo evitar el sonrojarse un poco.
-¿Somos amigos cierto?-
Preguntó con ánimo mientras le daba una palmada en la espalda a Takaki para animarlo un poco.
-¿Lo somos?-
-¡Por supuesto!-
Respondió Yabu casi de inmediato, después ambos tomaron asiento en el pequeño comedor.
-¿Que es lo que te ocurre?-
Preguntó Yabu un poco serio.
-Me siento extraño, estoy teniendo un sentimiento que jamas habia experimentado en mi vida, y siento que por lo mismo, le hago daño a esa persona-
-¿A esa persona?... ¿Te refieres a Chinen-kun?-
Yabu sabía perfectamente que tal vez lo que estaba a punto de escuchar no iba a ser muy agradable para el, mas sin embargo debia ser fuerte, esta era la primera vez en la que al fin podria ser de ayuda para Takaki y no iba a desperdiciarla.
-Si...-
Admitió Takaki.
-¿Te refieres a que el... te gusta?-
-Eso creo...-
Respondio un poco confuso.
-¿Eso crees?-
-Lo que sucede es que nunca me habia sentido asi, no lo se... no se lo que deba sentirse cuando alguien te gusta... además... el es un chico... y es menor que yo.... no creo que esto este bien...-
Yabu observo curioso al confundido Takaki.
-¿Te importa el hecho de qe sean del mismo sexo y de diferentes edades?-
Pues si! ¿Que no debería preocuparme?-
Pregunto Takaki confundido.
-Pues si de verdad lo quieres no tienes de que preocuparte o angustiarte, solo con estar a su lado debes de ser feliz, ¿Acaso eso no te sucede?-
Yabu era demasiado maduro para entender de inmediato este tipo de cosas, así que analizando estas palabras cuidadosamente, Takaki llegó a la conclusión de que Yabu tenía razon, por algun extraño motivo, siempre que estaba cerca de Chinen, se encontraba tranquilo, de buen humor, como si no hubiese nada mejor en el mundo que el solo hecho de estar con el.
-¿Entonces que es lo que tengo que hacer?-
Preguntó Takaki de modo suplicante a Yabu.
-Solo demuestrale cuanto lo quieres, lo mucho que es importante para ti, alomejor las palabras no son tu fuerte, pero puedes demostrarselo con actos, siento un poco mas atento por ejemplo, o demostrandole que en verdad su compañia te agrada y no todo lo contrario-
Estas palabras estaban tan llenas de razon, Takaki no se habia dado cuenta de la frialdad con la que habia tratado a Chinen, pero es que el no tenia otra forma de tratar a las personas, el siempre era asi, y pensaba que Chinen estaba conciente de ello.
-Ahora lo he lastimado, me porte como un tonto, ¿que puedo hacer?-
-Por ahora solo intenta acercarte a el, habla con el, explicale como es tu forma de ser, el ya debe de saberlo y tiene que aceptarte tal y como eres-
-Tienes razon Yabu-
Respondio Takaki con un todo de voz mas aliviado.
-Hablare con el mas tarde-
-Bien, si esto es todo.... creo que sera mejor que me vaya a casa-
-¿Tan rapido?-
-Es que tengo algo importante por hacer-
-De acuerdo-
Y dicho esto, Yabu se puso de pie, se despidio con una sonrisa, aunque por dentro no se sintiera muy bien, ahora sabia lo que Takaki sentia por Chinen, y eso lo entristecia bastante, ahora sabia que no tendria una oportunidad, aunque por ahora el solo hecho de saber que habia podido ser de ayuda para el, era más que suficiente.

Estaba ansioso por ver a Takaki, quería disculparse, tal vez habia sido muy infantil al querer más atención, pero sabía que Takaki era siempre así, y debía aceptarlo y poco a poco tratar de cambiar eso.
En todo el camino no pudo estar tranquilo, quería llegar cuanto antes, cuando al fin el tren se detuvo, bajo a toda prisa, salió corriendo de la estación y se dirigió al departamento de Takaki lo más rápido que sus piernas le permitian correr.
Pero no sabía con lo que se encontraría al llegar a la entrada del edificio, ya que justo en el momento en el que entraba y se dirigiía hacia las escaleras, se topo con la persona, que hasta ese momento, no le causaba ninguna molestia.
-Yabu...san...-
-Oh! Chinen-kun! Que sorpresa!-
-¿Que haces aqui?-
Preguntó un poco sorprendido pero tratando de sonar timido para no parecer grosero, después de todo era todo un experto para fingir.
-Vine a ver a Takaki un rato... nada importante, creí que estarias con el todo el día-
-Bueno... yo... tuve que ir a casa...-
-Entiendo... yo también debo irme... nos veremos luego-
Y sin más, Yabu se marchó, Chinen se quedó unos segundos de pie, comenzaba a sentirse extraño, algo le decía que Yabu sentía algo más que una amistad por Takaki, y eso no le gustaba en lo absoluto.
Trato de despejar un poco sus pensamientos, después de todo estaba ahí para hablar con Takaki, y eso debía ser ahora su prioridad, así que un poco más tranquilo, comenzó a subir las escaleras, pero aún aquel molesto sentimiento no lo dejaba en paz.

Minutos más tarde, logró llegar al departamento de Takaki, aún se sentía extraño, comenzaba a dudar, era la primera vez que algo así le pasaba, no sabía que hacer, antes de tocar a la puerta, intentó calmarse un poco, respiró profundo.
"-Todo esta bien, solo vienes a hablar con el, Yabu... Yabu no tiene nada que ver con nosotros....-"
Pensó, después volvió a respirar profundamente, y al fin toco a la puerta.
Casi enseguida la puerta se abrió y estuvo frente a Takaki, en esos momentos deseaba abrazarlo con fuerza, pero se sentía demasiado avergonzado como para hacerlo.
-¿Puedo pasar?-
Takaki estaba feliz de que Chinen hubiese vuelto, sin embargo no sabia como expresarlo, así que solo observo muy sorprendido a Chinen, después reaccionó y se hizo a un lado para dejarlo pasar.
Ambos se dirigieron a la sala, Chinen se quedó de pie y decidió hablar primero, Takaki solo se limitó a observarlo sin saber que decir.
-Creo... creo que no debí haberme ido así... lo siento, pero en verdad no soporto que no me prestes atención, eres la primera persona que no actua como yo quiero, no haces o dices lo que yo quiero escuchar, y eso me molesta, pero al mismo tiempo, es la razón por la cual decidi estar a tu lado-
Dijo esto ultimo con una mirada llena de suplica, después de haber hablado con una voz bastante frustrada.
Takaki solo bajo la mirada, no sabía que decir, por más que pensaba no encontraba las palabras adecuadas, así que cansado de intentar decir algo, sin más, jaló a Chinen del brazo y lo pego a su cuerpo, abrazandolo con ternura.
Ante este inesperado movimiento, Chinen se sorprendió bastante, el corazón le latía con bastante fuerza, se sentía feliz, y este sentimineto aumento cuando al fin Takaki se animo a hablar.
-Perdoname, tienes razón al haberte molestado, pero tu también eres la primera persona que me hace sentir tan... diferente, siento... siento que si no estas a mi lado... ya no podré ser feliz... no tienes idea de lo mucho que necesito que estes a mi lado...-
Aquel sentimiento de felicidad era tan grande que no cabia dentro de el, en verdad Takaki lo quería, y eso era realmente agradable, y al mismo tiempo, reconfortante para Chinen.
Así que sin decir una palabra más, Chinen se separó unos poco centimetros del cuerpo de Takaki, y sin más, se puso de puntillas y de sorpresa, besó a Takaki con tal ternura, que este no pudo resistirse y respondió casi de inmediato a aquel beso.

1 comentario:

Sorenike dijo...

Estoy haciendo maratón eh? CD

Publicar un comentario

Lo has leído y... ¿Te gusto? ¿No? ¿Sientes que algo faltó?
¡Me encantaría saber tu opinión sobre lo que acabas de leer! ^O^ Así que no dudes en hacérmelo saber, así podré mejorar un poquito más :3
De igual forma: ¡GRACIAS POR LEER!