sábado, 6 de febrero de 2010

Smile me... [Cap. 5]

Capitulo 5

En cuánto las clases terminaron, salió lo más rápido posible del salón de clases, por primera vez ignorando por completo a las chicas que estaban aproximandose a el, ahora que sabía lo que realmente sentía por Takaki, tenía un deseo inmenso por verlo.
Llegó corriendo al salón de Takaki, al parecer ellos acababan de terminar con su clase, así que sintiendose ligeramente nervioso y ansioso, decidió esperarlo fuera del salón, recargandose en la pared.

-Takaki-kun, ¿Quieres venir con nosotros al karaoke?-
Preguntó Yabu mientras observaba como Takaki acomodaba sus cosas.
-No gracias....-
En ese momento, muy disimuladamente, pudo observar como Chinen se asomaba por la puerta.
-Tengo algo que hacer, será en otra ocasión, nos vemos-
Y sin más, se puso de pie y caminó hacia la puerta, pero justo ahi se detuvo.
-Ahora te dedicaras a espiarme-
Dijo Takaki, obviamente se dirigía a Chinen, el cuál estaba justo a su lado.
-No, por supuesto que no, solo me aseguro de que no te escapes-
-Si claro...-
No quería admitirlo, pero la presencia de Chinen siempre era confortable para el, ya era una costumbre estar con el, trataba de recordar como eran sus días antes de que Chinen apareciera y en el fondo, se alegraba de haberlo encontrado, aunque claro, era demasiado orgulloso para admitirlo tan abiertamente.
Ambos caminaban rumbo a la estación, de nuevo tomaron asiento en la misma banca, solo que esta vez, Chinen no planeaba quedarse dormido, sabía que debía ser más directo si deseaba lograr quedarse con Takaki esa noche.
Para sorpresa de Takaki, Chinen estaba demasiado callado, al parecer pensaba en algo, pero no se atrevía a preguntar, así que solo se conformo con observarlo de vez en cuándo.
Al llegar el tren, ambos subieron, tomaron asiento y de nuevo el tren comenzó a avanzar, aún seguían en silencio, de cierta forma esto comenzaba a incomodar a Takaki, estaba tan acostumbrado a las platicas sin sentido de Chinen, que no pudo más y el fué quien rompió con el silencio tan incomodo.
-¿Que hoy no vas a hablar?-
Trató de sonar indiferente.
-No, todavía no-
-¿Eh?-
-Quiero guardar mis temas de conversación para después-
-¿Ha?-
Takaki no entendía en lo absoluto a Chinen, sin embargo, este estaba completamente convencido de lo que haría después.

Unas cuantas estaciones después y Takaki llegó a su destino, suspirando un poco fastidiado, se puso de pie, lo curioso fué que Chinen hizo lo mismo.
Takaki no se dió cuenta hasta que bajo del tren, que Chinen iba a su lado.
-¿Que haces?-
-Ah! ¿No te lo dije? Me quedaré esta noche en tu casa-
Respondió alegremente mientras caminaba, dejando a Takaki unos cuantos pasos atras.
-¡Espera un momento!-
Le gritó a Chinen mientras lo alcanzaba.
-Tu no vendrás conmigo-
Le dijo friamente.
-Pero ya avise en casa que no llegaría esta noche, nadie me espera en casa, así que no hay nada más que hacer-
Deteniendose y tomando a Chinen por los hombros le dijo.
-Tu te vas a tu casa y me dejarás tranquilo-
Obviamente no estaba dispuesto a obedecer, así que actuo de inmediato.
-¿Tan desagradable soy que no me quieres ver más?-
Dijo mientras bajaba un poco la cabeza y cambiaba el alegre tono de su voz por uno más melancolico.
Ante esto, Takaki no sabía que hacer.
-Escucha, eso no funcionará conmigo así que...-
Pero Chinen lucía realmente triste, sin embargo este sabía que su plan estaba dando resultado.
-De acuerdo, pero será la ultima vez-
Dijo Takaki con un suspiro, de inmediato los ojos de Chinen se iluminaron y miraron a Takaki con agradecimiento, después dejó salir una gran sonrisa y al mismo tiempo tomo impulso y se colgó del cuello de Takaki, abrazandolo con fuerza.
-Gracias Takaki, te quiero-
Sintiendose de pronto muy nervioso, junto sus energías para poder reaccionar y así empujar a Chinen.
-No hagas esas cosas, vamonos-
Y luciendo molesto, comenzó a caminar, mientras que muy satisfecho, Chinen iba detrás de el.

Al llegar, ambos entraron en el departamento y dejaron sus cosas sobre el sillón, Chinen se sentó de inmediato.
-Tengo hambre!-
Replicó.
-¿Y?-
Dijo Takaki luciendo fastidiado.
-Es tu turno, yo cociné esta mañana-
Takaki desvió la mirada.
"-Habla como si fueramos a vivir juntos...¿Que le pasa?-"
-Esta bien, yo lo haré-
Dijo Chinen al mismo tiempo que se ponía de pie, pero justo cuando paso junto a Takaki, este lo detuvo tomandolo del brazo y lo volvió a sentar en el sillón.
-Solo quedate quieto-
Y sin más, se fue rumbo a la cocina. Chinen solo lo observó un poco asombrado, indirectamente estaba cumpliendo con sus caprichos y esto le agradaba.
La verdad, es que cada vez era más dificil decirle que "no" a Chinen, realmente se sentía muy bien verlo feliz, sonriente, con aquella sonrisa verdadera, la cuál sabía que era solo para el.
-¿Que haras?-
Preguntó Chinen desde la barra de la cocina.
-No lo se... ¿Que te gusta?-
No podía creerlo, le estaba preguntando que era lo que quería, esto provocó un gran sentimiento de felicidad dentro de el, que no podía contenerlo más, así que rápidamente entrí a la cocina y abrazo con fuerza a Takaki por la espalda.
-Lo que tu hagas estará bien para mi-
Takaki estaba sorprendido, era extraño sentir los brazos de Chinen rodear su cintura, pero tratando de volver a la normalidad, intentó safarse.
-Ya te dije que dejes de hacer esas cosas-
Después se soltó y se dirigió al refirgerador para sacar unas cuantas cosas, Chinen lo observo muy sonriente unos segundos.
"-Hoy debo darle la primera señal a como de lugar, debo comprobar que el siente lo mismo por mi-"

En todo ese rato, Chinen se dedicó a observar detenidamente cada movimiento de Takaki, este no podía evitar el sentirse ligeramente nervioso, la mirada de Chinen era muy penetrante y no lo dejaba concentrarse en lo que hacia.
Minutos más tarde la cena estaba lista y servida en la mesa, ambos comenzaron a comer, pero de nuevo Chinen estaba demasiado callado.
-¿Sigues guardando el tema de conversación o has olvidado como hablar?-
Preguntó Takaki un poco curioso pero sin perder si frialdad.
-Es que, esto esa delicioso, puedo asegurar que casí eres igual de bueno que yo, eso me molesta ¿sabes?-
-¿Te molesta? Acepta que soy mejor que tu-
Dijo Takaki mientras lo señalaba con la cuchara.
-Aún eres demasiado joven para ser mejor que yo-
Respondió Chinen luciendo orgulloso.
Minutos despues ambos continuaron discutiendo sobre sus habilidades culinarias, esto duro bastante tiempo, hasta que ambos terminaron de cenar.
Chinen le ayudo a Takaki a levar los platos, después salieron de la cocina y se dirigieron a la sala.
-¿Y ahora que quieres hacer?-
Preguntó Chinen muy animado.
-Esto no es una pijamada pequeño intruso, te recuerdo que estas invadiendo mi espacio-
-¿Me vas a decir que mi presencia te molesta?-
Pregunto Chinen con cierto tono provocativo.
-Sabes la respuesta-
Dijo Takaki mientras desviaba la mirada.
-A decir verdad, no lo se, tal vez si estas muy incomodo con mi presencia, si es asi puedo irme ahora mismo-
-No digas tonterias, ya estas aqui-
-¿Eso quiere decir que te agrada mi presencia?-
-Eso quiere decir que si ya estas aqui será mejor que te quedes y no me des más problemas, voy a darme un baño-
Y de nuevo, luciendo molesto, se puso de pie y entró a su habitación, sacó su pijama junto con una toalla para después entrar al baño.
"-Al menos no niega el hecho de que este aqui le disguste...-"
Chinen estaba completamente sguro de sus sentimientos por Takaki, pero en momentos como este, comenzaba a dudar de los sentimientos de este, siempre era frio y distante, aunque poco a poco sentía que eso cambiaba, se preguntaba si realmente sus sentimientos serían correspondidos, Chinen estaba pasando, por primera vez, por un sentimiento de duda e incertidumbre, deseaba poder acercarse más a Takaki, pero no sabía como hacerlo, pensando bien las cosas, no sabía nada acerca de él, del por que de esa actitud tan negativa hacia los demás, deseaba saberlo, pero no sabía si sería buena idea preguntar.
Lentamente, el sueño se apoderaba de el, y mientras pensaba, fue quedandose dormido, sentado en aquel sillón.

Al salir de la ducha, con una toalla en la cabeza, vió a Chinen profundamente dormido.
"-¿Otra vez?-"
Pensó, y supirando se acercó a el, intentó despertarlo pero fue inútil, pero de repente, escucho algo, Chinen hablaba dormido y lo que murmuraba lo dejo sorprendido.
-Takaki... sonrie...-
No sabía que hacer, un sentimiento cálido lo invadió por completo, y sin pensar en lo que hacia, se acercó más y más, después, tiernamente, por primera vez, tomó Chinen entre sus brazos, abrazandolo delicadamente, acariciando su cabeza mientras murmuraba.
-¿Que es lo que quieres hacer de mi?-
Chinen escuchó esto, y lentamente abrio los ojos, sabía que Takaki lo estaba abrazando, asi que lo más sigilosamente que pudo, abrazó de vuelta a Takaki, este al las manos de Chinen tocar su espalda se sorprendió bastante, más sin embargo no se movió, entonces fue cuando escucho que Chinen respondía a aquella pregunta.
-Quiero que solo seas para mi-

1 comentario:

Sorenike dijo...

Ooooh me voy al siguiente ya!

Publicar un comentario

Lo has leído y... ¿Te gusto? ¿No? ¿Sientes que algo faltó?
¡Me encantaría saber tu opinión sobre lo que acabas de leer! ^O^ Así que no dudes en hacérmelo saber, así podré mejorar un poquito más :3
De igual forma: ¡GRACIAS POR LEER!