viernes, 26 de febrero de 2010

Smile me... [Cap. 8]

Capitulo 8

Ese beso era lento y tierno, ambos se besaban a un ritmo tan suave, que sus respiraciones se alentaron.
Pero poco a poco, ambos comenzaron a acelerar el ritmo al mismo tiempo, haciendo de ese beso un poco más profundo, pero todo era a un ritmo lento.
Ambos comenzaban a sentir la necesidad de llegar mas lejos, sus temperaturas corporales aumentaban poco a poco.
Lentamente y sin pensarlo, Chinen logró infiltrar una de sus manos por debajo de la camisa de Takaki, todo a un ritmo lento, con suavidad, acariciaba el pecho desnudo de este, haciendolo estremecer un poco.
Y es que al sentir los frios dedos de Chinen sobre su pecho le causaba un sentimiento totalmente nuevo y unico, jamas se habia sentido asi, era algo hermoso, por primera vez sentia que le pertenecia a alguien, y que ese alguien le pertenecia.
Ninguno de los dos dejo de besarse ni un segundo, suave y lentamente unian sus labios, despues de unos minutos de besarse con tal intensidad y ternura, ambos se separaron lentamente, Chinen aún tenía sus manos sobre el pecho de Takaki, se miraron fijamente, era como si con la mirada ambos pudieran decirse lo que estaban a punto de hacer, y que la idea no les desagradaba en lo absoluto.
Lentamente Takaki se acerco de nuevo al rostro de Chinen, al mismo tiempo que lo pegaba más a su cuerpo, le dió un pequeño beso en los labios, después comenzó a besarle lentamente el cuello.
Chine solo disfrutaba de aquel momento, era un sentimiento completamente placentero, estaba mas que seguro de lo que sucederia a continuacion, y no tenía la minima intensión de retroceder.
Sin embargo, Takaki reacciono un poco, y de repente dejo de besar el cuello de Chinen.
-No se hasta donde pueda llegar ahora, pero tampoco quiero lastimarte, asi que-
Pero Chinen lo interrumpió besandolo con ternura en los labios.
-No te preocupes por mi, no vas a lastimarme-
Y dicho esto, ambos volvieron a besarse con ternura.

Minutos más tarde, ambos estaban ya en la habitación de Takaki, recostados en la cama, llenandose de carisias y besos.
Takaki estaba sobre de Chinen, besando delicadamente su cuello, mientras que este, con los ojos cerrados, solo se dejaba llevar por el delicioso momento.
Lentamente Takaki despojo a Chinen de su camisa, permitiendole asi besar cada rincon de su delicado pecho. En cuanto Takaki llegó a la cintura, se regreso para poder ver el rostro de Chinen, ambos se miraron por unos intantes, se besaron de nuevo, después Chinen le quitó la camisa a Takaki, para despues acariciar suavemente el pecho de este mientras le besaba el cuello.
Esta nueva exploción de sentimientos para los dos era completamente nueva, sin embargo muy placentera y llena de algo demasiado especial que no podía ser expresado con palabras.
Después de varias caricias y besos, ambos estaban completamente desnudos, Takaki acariciaba con delicadeza las piernas de Chinen mientras lo besaba apasionadamente, ahora la temperatura estaba totalmente alta, ambos estaban llenos de deseo, el solo deseo de tenerse el uno al otro.
Takaki pudo sentir como Chinen separaba sus piernas, entonces una de sus manos se dirigió al erecto miembro del chico, entonces comenzo a masajearlo suavemente, este acto inevitablemente causó que Chinen comenzará a dejar salir leves gemidos, y es que el sentir la mano de Takaki acariciarlo de esa forma le causaba un sentimiento unico y demasiado placentero.
El placer aumentaba a cada segundo, poco a poco Takaki comenzaba a acariciar el miembro de Chinen a una velocidad mayor, causando que este gimiera cada vez más fuerte, entonces, despues de unos segundos, Chinen pudo sentir como su liquido se derramaba sobre la mano de Takaki.
Despues de eso, Takaki volvió a besarlo, y de inmediato, Chinen abrazó a Takaki, rodeando su cuello con sus brazos, entonces Takaki comenzó a penetrar a Chinen con uno de sus dedos ya humedos, aquel sentimiento era un poco doloroso, así que se aferró con más fuerza al cuello de Takaki, este, lentamente, introdujo un segundo dedo y comenzo a moverlos a un ritmo acelerado, al fin el dolor había desaparecido, dejando en su lugar, un profundo deseo por algo más que sus dedos, y fue cuando Chinen, despues de tomar un poco de aire, logró susurrar en el oido de Takaki.
-Estoy listo...-
Takaki movió su cabeza para ver el rostro de Chinen una vez más, lo besó, después pudo sentir como las piernas de Chinen rodeaban su cintura, ante tal provocación, no tuvo más alternativa que cumplir con el deseo de su pequeño amante.
Y así, comenzó a penetrar a Chinen lentamente, introduciendo su miembro suavemente, inevitablemente Chinen dejó salir un grito de dolor convindado con placer, definitivamente el miembro de Takaki se sentia muy distinto a sus dedos.
-¿Estas bien...?-
Le pregunto Takaki un poco preocupado por aquel estruendoso grito.
-Ah... no te preocupes.... y solo.... ah.... continua...-
Respondió Chinen entre gemidos, entonces Takaki comenzo a moverse lentamente, de adentro hacia afuera, llenandose, al igual que Chinen, de un placer exquicito.
-Ah.... Takaki...-
Gimió Chinen al mismo tiempo que abrazaba al chico con más fuerza, poco a poco Takaki incrementó la intensidad de las embestidas, obteniendo como resultado más gemidos de Chinen con su nombre.
Ambos estaban experimentando un placer infinitamente agradable y unico, era la primera vez que hacian algo así, la temperatura, las embestidas y los gritos de Chinen aumentaban a cada segundo, dentro de poco el gran momento llegaría.
Al sentirlo llegar, Takaki se aferró a Chinen con fuerza, y así, dejó salir su blanco liquido dentro del pequeño, terminando ambos con un gran gemido de placer.

Completamente agotados, y con la respiración entrecortada, se miraron fijamente, como si desearan que el tiempo se detuviera, entonces, lentamente, Takaki salió del interior de Chinen, y para culminar con aquel momento, ambos volvieron a besarse.
Chinen no sabía que decir, estaba completamente feliz, su mente estaba en blanco, lo unico que existía para el ahora era Takaki y nada más.
Por otro lado, Takaki jamás imaino que algo así pudiera ocurrir, por primera vez en mucho tiempo, sentía que esta era la verdadera felicidad, por su mente paso el día en que conoció a Chinen, con aquella sonrisa llena de hipocrecía, que poco a poco comenzo a ser más sincera, y que a su vez, esa sonrisa era solo para el.
Chinen pudo observar como Takaki sonreía como un niño pequeño, ahi estaba de nuevo, aquella bella y radiante sonrisa, esa sonrisa que tanto amaba.
-Sonries de nuevo-
Dijo Chinen mientras miraba feliz a Takaki, este no dijo nada y solo bajo un poco la mirada, pero sin dejar de sonreir.
-Takaki... yo...-
-Lo siento-
Interrumpió Takaki, Chinen lo miró confundido.
-Disculpame por no prestarte mucha antención, es solo que no estoy acostumbrado... no era mi intensión que te fueras... y que te sintieras rechazado...-
-A decir verdad, yo te debo una disculpa, soy demasiado... caprichoso... y no soporté que no hicieras lo que yo quería... prometo ya no ser tan exigente-
-No lo hagas-
Dijo Takaki repentinamente.
-Solo quiero que estes conmigo tal y como eres, no quiero que cambies en lo absoluto-
Chinen estaba sorprendido por estas palabras, miró de reojo el reloj que estaba sobre el buró, eran pasadas de las 10 de la noche.
-Ya es tarde... y no pude planear un buen regalo de cumpleaños para ti-
Dijo con una expresión de puchero en el rostro.
-Acabas de darme el mejor cumpleaños de mi vida-
Le susurro Takaki al mismo tiempo que lo besaba tiernamente, Chinen correspondió a este beso.
Despues, ambos completamente cansados, se quedaron dormidos, Takaki se recostó junto a Chinen, este se acurrucó en el desnudo pecho del mayor, y asi, durmieron comodamente.

En ese momento, Chinen no pudo escuchar como su celular sonaba constantemente, al parecer alguien le llamaba, despues de varios intentos, el telefono dejo de sonar, pero ninguno de los dos se desperto, entonces, minutos despues volvio a sonar, pero esta vez anunciando la llegada de un mensaje, en el remitente solo decia.
" 1 Nuevo Mensaje - Yama-chan "

A la mañana siguiente, el sonido del despertador más los rayos del sol que lograban infiltrarse por la ventana, despertaron a Chinen.
Lentamente abrió los ojos, y entonces logro ver algo que le hizo saber que lo sucedido no habia sido un sueño, justo frente a el estaba el tranquilo rostro de Takaki.
Sin hacer ruido, poco a poco, salió de la cama, se quedo contemplando por unos instantes el rostro de Takaki, sonriendo alegremente la verlo tan profundamente dormido.
Con cuidado, tomo su ropa y se dirigió al baño.
"-Con permiso, me daré una ducha, espero no te moleste-"
Penso mientras observaba a Takaki, después entro al baño, abrió la llave de la regadera y se metió al agua.
Cuando termino de bañarse, tomo una toalla, se secó todo el cuerpo y comenzó a vestirse, en el momento en el que se ponía el pantalon, escuchó como algo caía al suelo, rapidamente miró y se dio cuenta de que era su telefono celular.
De prisa lo levanto, terminó de ponerse el pantalón y decidió revisarlo, habían cuatro llamadas perdidas, todas del mismo numero, después vió que tenía un mensaje, al ver el remitente sus ojos se llenaron de sorpresa, no podía creerlo.
"-¿Por qué hasta ahora?-"
Pensó, despues leyó el mensaje y de nuevo el asombro se hizo presente en su rostro.

Lentamente comenzó a despertar después de sentir un poco de frió, miró a su alrededor y se dió cuenta de que estaba completamente solo.
-¿En donde esta?-
Se dijo en voz baja, en el suelo solo se encontraba su ropa.
-¿Se habrá ido?-
Penso, lentamente salió de la cama y se vistió, después, aún sintiendo sueño, salió de la habitación, solo para encontrarse a Chinen, quien ponia sobre la mesa lo que parecia ser el desayuno.
-Buenos días-
-Oh, buenos días-
Dijo Takaki mientras bostezaba.
-He usado la ducha, espero que no te moleste-
-No hay problema-
Respondió Takaki con su habitual tono de voz, pero Chinen sabía que definitivamente algo había cambiado.
Ambos comenzaron a desayunar, sin comentar nada en particular, después de todo un poco de silencio no estaba mal para ambos, puesto que no era incomodo, pero fue Takaki quien rompió con esta atmosfera.
-Anoche pude escuchar como sonaba tu telefono, ¿te llamaron de tu casa?-
Chinen se sorprendió un poco, no quería mentir pero lo hizo instintivamente.
-Si, era mamá, debe estar un poco preocupada, pero le llamaré en cuanto terminemos de desayunar, de seguro me regañará por no ir a la escuela hoy-
-¡Es verdad! Olvide que hoy teniamos clase...-
-Mañana tendré que inventar una muy buena excusa para esto...-
-No creo que te cueste ningun trabajo-
Dijo Takaki serio, como de costumbre, mientras le daba una mordida a su sandwich.
-En eso tienes razón-
Respondió Chinen con un poco de orgullo.

El resto de la mañana transcrurrió sin mayor problema, Chinen ayudó a Takaki a poner un poco de orden, después miró su reloj.
-Será mejor que vaya a casa o tendre serios problemas-
-De acuerdo-
Dijo Takaki mientras observaba a Chinen ponerse su abrigo.
-Nos veremos mañana-
Se despidió con una sonrisa, pero antes de que abriera la puerta, pudo sentir como Takaki lo abrazaba con fuerza, y sin decirle nada, le dió un beso en la mejilla, después lo soltó y con un poco de timidez le dijo.
-Vete con cuidado-
-Por supuesto-
Dijo Chinen muy sonriente mientras le daba a Takaki un pequeño beso en los labios.
-Nos veremos mañana-
Y sin más, salió del departamento de Takaki, este, al quedarse solo, se dirigió a su habitación y se dejo caer sobre la cama, se sentía extraño, muy extraño, más sin embargo, feliz.

En el camino a casa, ya en el tren, sacó su telefono celular y volvió a leer aquel mensaje.
"-He regresado, quiciera verte-"
Esto era extraño, por unos instantes había olvidado a aquella persona por completo, recordando la razón por la cual se había cambiado de escuela.
-"Quieres verme... pero yo a ti no-"
Pensó mientras guardaba de nuevo su telefono en su bolsillo.

2 comentarios:

MayraadoraHSJxd dijo...

Yamada como la caca!.... ¬¬ xdd

Sorenike dijo...

Vaya, ahora aparece el liante de turno

Publicar un comentario

Lo has leído y... ¿Te gusto? ¿No? ¿Sientes que algo faltó?
¡Me encantaría saber tu opinión sobre lo que acabas de leer! ^O^ Así que no dudes en hacérmelo saber, así podré mejorar un poquito más :3
De igual forma: ¡GRACIAS POR LEER!