jueves, 20 de diciembre de 2012

[MiniFic] Irresistible Part. II




Los días transcurrieron con cierta normalidad, hasta que un mes transcurrió rapidamente, tanto Nakajima como Chinen seguían teníendo sesiones en el estudio y Yamada los veía con frecuencia, de alguna manera fue normal verlos.
Su amistad con Chinen se hacía agradable, de vez en cuando comían juntos y conversaban de cualquier cosa, sin embargo no dejaba de sentir a Nakajima distante y frío, antes había creído que era una persona amable, no, de echo aún lo creía, sentía que se comportaba de esa forma a propósito aunque no comprendía bien el porqué.
Un día, se encontraban a mitad de una sesión con Nakajima y Chinen, esta vez los dos salían juntos, cuando de pronto el telefono de Yamada comenzó a sonar y se apresuro en atender, era una llamada que parecía importante así que salió del estudio rápidamente.
-¿Ya viste? Seguramente le llama su novio-
-¿Novio?-
Preguntó Yuto sorprendido ante el comentario que Chinen le había hecho discretamente.
-Por lo que he platicado con él noté que se trata de un chico, es adorable ¿No crees?-
-No debería dejar su trabajo para atender una llamada personal-
Comentó Yuto de mal humor mientras continuaba posando.

El descanso llegó y Yamada entró de nuevo al estudio, Chinen pensaba acercarse a él pero no pudo hacerlo puesto que el chico fue llamado por el fotógrafo.
-Yamada, ayuda con la escenografía, quiero esas sillas al centro-
-¡Sí!-
Exclamó con entusiasmo y corrió a hacer lo que le habían indicado.
-¿Verdad que es interesante ver como trabaja con tanto entusiasmo?-
Le preguntó Chinen a Yuto quien también observaba fijamente a Yamada.
-Se desapareció un largo rato solo para hablar por telefono, eso es irresponsable-
-Lo que pasa es que le tienes envidia por que él tiene a alguien, deja de tratarlo tan mal, no te ha hecho nada malo, mejor concentrate en tus propios asuntos y olvida pronto a Daiki, eso es lo que necesitas-
-¡Cállate! No necesito tus consejos-
Reclamó Yuto mientras se cruzaba de brazos y le daba la espalda.
-No es bueno que tomes esa actitud Yuto, ya hace mucho que paso eso, se supone que te fuiste a Paris para olvidarlo y continuar con tu vida, ahora has regresado y parece que no quieres olvidar nada y solo vives amargado-
Le dijo Chinen con seriedad.
-Ese es mi problema, no te metas-
-¡El descanso terminó!-
Exclamó el fotógrafo y ambos tuvieron que regresar a trabajar.

Cuando la sesión terminó, Yamada ayudó a limpiar todo.
-Yamada, imprime estas fotografías y llevalas mañana a la agencia-
Le ordenó el fotógrafo.
-Si señor-
-¡Chicos! ¡Tengo algo que decir!-
Al decir esto, todos se acercaron, incluyendo a Yuto y a Chinen.
-Ya tenemos lista la locación para la próxima sesión de fotos, nos veremos la próxima semana a primera hora, iremos a Kyoto-
-¡Genial!-
Exclamó Chinen.
-¿Seremos de nuevo los dos?-
Preguntó Yuto.
-Así es, en esta ocasión tendrán más cambios de vestuario de los de costumbre, estaremos ahí dos días por lo que les pido se preparen con lo que crean necesario, eso es todo-
-¡Estaremos dos días en Kyoto!-
Gritó Chinen con extrema felicidad, para Yuto no fue para tanto, después de todo era trabajo, después observó como este se acercaba a Yamada, quien estaba cerca de la computadora.
-¿Yama-chan irá también?-
-Si, tengo que ayudar con unas cosas-
Respondió este con una sonrisa.
-Entonces será divertido-
Sin embargo Yuto no pareció muy contento con esta noticia, de alguna forma le fastidiaba.

Al día siguiente, Yuto llegó a la agencia más temprano que de costumbre, cosa que evidentemente extrañó a Noda-san.
-¿Qué haces aquí tan temprano? Se supone que tienes trabajo hasta medio día-
-¿Si? Seguramente me confundí y pensé que era más temprano, bueno, iré a descanzar en lo que llega la hora de trabajar-
Dicho esto se fue a su pequeña oficina, a decir verdad se sentía inquieto, se había despertado exageradamente temprano, cuando nisiquiera salía el sol, odiaba sentirse así, en su departamento parecía un león enjaulado caminando de un lado a otro, por ello decidió salir rumbo a la agencia, había algo que no deseaba admitir pero sabía bien que en algún momento Yamada llegaría con nuevas fotografías, odiaba sentirse así, en verdad que odiaba esa sensación, más aún cuando sabía, gracias a Chinen, que el chico tenía novio, eso lo fastidiaba aún más, pero... ¿Por qué?
No supo por cuanto tiempo estuvo absorto en aquellos pensamientos cuando la voz de su jefe lo regreso a la realidad, éste siempre tenía la costumbre de saludar a alguien con voz muy alta y de cierta forma esto le ayudo a darse cuenta de que Yamada había llegado.

Decidió llegar temprano a la agencia y después ir al estudio, tenía mucho trabajo por hacer aún y no podía perder mucho tiempo.
-Yamada-kun, ¿Has traído las nuevas fotografías verdad?-
-Si, están justo aqui-
-Gracias, ¿Ya está todo listo para la sesión en Kyoto?-
-Así es, ya solo falta afinar unos detalles de vestuario pero eso se terminará hoy mismo-
-Perfecto, de cualquier forma estaré en contacto con tu jefe para saber más detalles, ya solo faltan tres días y esto es algo importante-
Sin ganas de saber detalles, se despidió y salió de la oficina, caminó rumbo al elevador y justo antes de presionar el botón, escuchó una voz bastante familiar.
-Así que llegaste temprano, parece que ya no eres tan inútil-
¿Por qué siempre que Nakajima se acercaba a él era para molestarlo? En verdad resultaba molesto, sin embargo no podía ser grosero con él, debía mantener la calma.
-Es mi trabajo-
Fue todo lo que respondió, enseguida presionó el botón que llamaba al elevador y espero.
-Ayer te saliste de la sesión para atender una llamada, todos nos dimos cuenta-
Dijo Yuto con voz seria.
-Era algo importante-
Respondió Ryosuke ligeramente cortante.
-Si, me imagino, debe ser aquel noviecillo que traes, seguramente eres muy feliz por eso-
En esta ocasión se estaba metiendo más hacia la vida personal de Yamada y sin embargo no se detuvo, deseaba molestarlo con eso.
-Es algo que no te incumbe-
Volvió a responder cortante y sin siquiera mirarlo.
-Lo sé, solo hay algo por lo que puede que si sea de mi incumbencia y es por el detalle de que te distraes en el trabajo, el cual tiene que ver conmigo, no se si me explico-
Ryosuke se giró un poco para verlo, estaba comenzando a fastidiarse por la actitud de Nakajima.
-¿Qué quieres decir? Si tienes algo que reclamar dílo de una vez y déjate de rodeos tontos-
-Vaya, vaya, resultaste ser más agresivo de lo que esperaba, bien, lo diré directo, no me gustan las distracciones en el trabajo, si tienes pareja o no es algo que no me importa, pero una cosa si te dejo bien en claro, si vuelvo a ver que corres a atender una llamada de tu “amorcito” y dejas de hacer tu trabajo como se debe, haré todo lo que pueda para que te despidan, ¿Entendiste? Si vas a jugar a la vida feliz y amorosa que sea en otro lado y lejos del trabajo, mi trabajo-
Dicho esto, Yuto se acercó al rostro de Yamada y lo miró con seriedad, sabía bien que no era correcto hablarle así, pero necesitaba hacerle saber de alguna manera que mantuviera su relación amorosa lejos de él, puesto que evidentemente era algo que le fastidiaba demasiado.
-¿Ese es todo tu problema?-
Preguntó Ryosuke con fastidio. Yuto no respondió y solo se alejó del rostro de Yamada.
-Si tu problema es que responda una llamada en hora de trabajo, descuida, solo lo hago cuando es algo importante, además, no es tu deber regañarme por eso, en todo caso mi jefe es quien debería molestarse y sin embargo no lo hizo-
-Pero a mi me molesta, espero en el futuro no volver a verte con esa actitud y mucho menos jugando a los mensajitos amorosos, ¿Entendiste?-
-Lo que yo haga con mi telefono celular no te incumbe-
-Entonces evita esas llamadas con tu novio en el trabajo y listo, no habrá más problemas-
Dijo Yuto en todo de burla y enojo.
-Descuida, no tienes que preocuparte por eso-
En ese momento Ryosuke guardó silencio un instante dado que el elevador había llegado, se abrieron las puertas y el entró, entonces miró fijamente a Nakajima y le dijo con firmeza.
-Porque él está muerto-
Así, las puertas se cerraron y el elevador comenzó a bajar.

Yuto se quedó ahi, de pie, completamente sorprendido y sin aliento. ¿Acaso había escuchado bien? No podía creerlo, esta completamente en estado de shock.
-¿Por qué tenías que hablarle así?-
Esa voz pertenecía a Chinen, se giró para verlo y este solo lo miraba con enojo.
-Ahora entiendo porque no hablaba mucho sobre ese asunto y tú has hecho que tenga que decirlo así nada más. ¿Cómo crees que se siente ahora?-
Era la primera vez que escuchaba a Chinen tan molesto, esto solo lo hacía sentirse más culpable.
-Yo... no sabía que... me diría algo así-
-Obviamente, no es algo que se ande contando por todas partes, ¡Eres un idiota Nakajima!-
Dicho esto, Chinen le dio la espalda y se fue a su propia oficina. Sin embargo Yuto permaneció aún ahí, perplejo y sintiendose inmensamente miserable por su actitud.
“-¿Cómo crees que se siente ahora?-”
Aquella pregunta rondó por su cabeza una y otra vez y sin esperar más, tomó el siguiente elevador, necesitaba darse prisa.

Salió de aquel edificio lo más rápido que pudo, las piernas le temblaban y el nudo en su garganta le impedía respirar con normalidad, estaba furioso y a la vez triste, la actitud de Nakajima simplemente no la entendía y además de todo tener que recordar aquella perdida que había sufrido hace tiempo lo hacía sentirse fatal.
Solo se alejó un poco, necesitaba sentarse así que lo hizo en la parada del autobús, sus piernas aún temblaban y luchaba con todas sus fuerzas para que las lágrimas no brotaran.
-Estúpido Nakajima... estúpido.... ¡Estúpido!-
Gritó con todas sus fuerzas.
-Ya lo sé...-
Sorprendido se giró para ver al alto de pie junto a él.
-No sabía que la situación era así y solo dije cosas sin pensar, en verdad que mi intensión no era hacerte sentir triste-
Tal vez era su imaginación pero estaba seguro de que este era el verdadero Yuto, de voz amable y gentil al igual que si mirada.
-No entiendo porqué siempre tienes que hablarme así-
Dijo Ryosuke mientras bajaba la mirada.
-Es que yo... soy así...-
Respondió Yuto con voz débil.
-Claro que no, tú no eres así-
Dijo Yamada mientras se ponía de pie.
-Bueno, igual, aceptó que exageré con mis comentarios, en verdad no quise hacerte sentir mal-
-Tomaré eso como una disculpa-
Sonrió Ryosuke mientras que Yuto lo miraba sorprendido.
-¿Vas al estudio ahora?-
-Si, aún tengo cosas que hacer para la sesión en Kyoto-
-Esta bien, entonces... te veré en tres días...-
Al parecer Yuto continuaba sintiéndose culpable y eso a Ryosuke le pareció tierno, de alguna manera.
-No te sientas mal, no es que quisiera ocultarlo pero tampoco es algo que pueda decirse fácilmente-
Yuto observó como la mirada de Ryosuke se tornaba triste, fue en ese momento que actúo por impulso y lo abrazó cálidamente, rodeando su cuerpo con sus largos brazos.
-No te pongas triste, por favor-
Para Ryosuke resultó una verdadera sorpresa, no se lo esperaba y no sabía como reaccionar.
Así permanecieron un largo rato, de alguna manera Yuto deseaba transmitirle tranquilidad, seguridad, que en verdad sentía haber dicho aquellas palabras. Por otro lado, Ryosuke estaba en blanco, en todo este tiempo había conocido a un Nakajima engreído, grosero y despota, pero justo ahora era alguien completamente diferente, en definitiva éste era el verdadero.
-De acuerdo, no lo haré-
Dijo al fin mientras levantaba un poco la cabeza para mirar a Yuto, éste le sonrió y se separó de él.
-Creo que te he sorprendido-
-Un poco, pero creo que al fin conosco al verdadero Yuto-
Era la primera vez que Yamada lo llamaba por su nombre y no le desagradó del todo.
-Solo por esta ocasión voy a dejar que me llames así-
Le advirtió Nakajima con una sonrisa.
-¿Eh? ¿Qué significa eso?-
Preguntó Ryosuke mientras sonreía.
-Solo vine a disculparme, no es por ser grosero pero eso no significa que ahora seamos amigos-
De alguna forma estas palabras no lo lastimaron, al contrario, lo hacían querer esforzarse para que, en algun momento, Yuto lo aceptara como amigo.
-Si así te disculpas con la gente que no quieres que sean tus amigos entonces eres una buena persona después de todo, será mejor que dejes esa actitud arrogante, no te queda-
Trás decir esto, el autobús llegó y Yamada subió, despidiéndose tan solo con una sonrisa.

Los siguientes tres días transcurrieron tan lento para Yuto, sentía que jamás terminarían.
-¿Ya tienes todo listo para mañana?-
Le preguntó Chinen por teléfono.
-Creo, solo serán dos días, además es trabajo no un viaje de diversión-
-Pienso que será divertido, tendremos ratos libres y pienso que la pasaremos bien-
Yuto sonrió al escuchar lo entusiasmado que estaba su amigo.
-¿En verdad te disculpaste con Yama-chan?-
Preguntó Chinen de forma acusadora.
-¡Ya te dije que si! ¿Cuántas veces te lo tengo que decir?-
Exclamó Yuto.
-Bueno, si no lo hacías de todas formas pensaba obligarte, en verdad que no me imaginé que la persona especial de Yama-chan está... muerto...-
Yuto suspiró y no dijo nada, aún se sentía como un tonto al recordar aquel día.
-Yo también debo disculparme con él, después de todo siempre fui insistente con él para que me contara sobre esa persona sin darme cuenta de que cara ponía cuando se lo mencionaba-
La voz de Chinen sonaba triste, avergonzado, tal y como él se sentía también.
-Descuida, seguramente no está molesto contigo-
-Me sorprende que después de eso pueda sonreír como si nada, realmente es una persona muy fuerte-
-¿Tú crees? Yo pienso que es tan frágil como una copa de cristal, esconde sus verdaderas emociones detrás de una sonrisa, siempre quiere demostrar que se encuentra bien y por eso se esfuerza tanto en el trabajo, de alguna forma trata de que aquello mantenga su mente ocupada para no pensar más en eso-
Dijo Yuto con voz neutra, de alguna forma lo entendía, sabía que era eso, tal vez él no lo hacía de la misma manera pero en algo eran similares, trataban con todas sus fuerzas de olvidar a alguien especial.
-Lo comprendes demasiado bien Yuto, pero en tu caso, Daiki está vivo, ¿En verdad vas a seguir pensando en él y no vas a seguir con tu vida?-
Ante la pregunta de Chinen reflexionó un poco, tenía razón, en lugar de afrontar el recuerdo para así olvidarlo tan sólo estaba escapando, huyendo, evitando olvidarlo solo para odiarlo y odiarse a sí mismo.
-Claro que no, tengo que seguir adelante, porque mi vida continúa-
Después de esto, se despidieron, Yuto dejó su telefono sobre el sillón y caminó hacia la pequeña cocina, tenía ganas de algo relajante así que abrió la puerta de la alacena para sacar un botecito que contenía té verde, calentó agua y preparó un poco.
Se sirvió en una taza y se fue a su habitación, tomó asiento frente a su escritorio y comenzó beber un sorvo de té, se sentía bien como el agua caliente recorría su garganta, de inmediato todo su cuerpo se lleno de ese calor y pudo relajarse. Por un instante cerró los ojos y reflexionó, tenía que superar aquel engaño, tenía que olvidarlo y continuar, no podía seguir así. Fue entonces que una energía recorrió todo su cuerpo, abrió uno de los cajones de su escritorio y sacó una caja que contenía recuerdos de su anterior relación, fotos y otras cosas. Antes no había querido tirarlos, pensaba que si los tiraba todo abría sido un pérdida de tiempo, ahora ya no pensaba así, si en verdad deseaba olvidar, superar todo ese dolor, necesitaba deshacerse de todo aquello que ahora era innecesario, así que se levantó de prisa y caminó hacia la cocina, de una de los estantes sacó una bolsa negra para la basura y fue ahí donde depositó aquella caja, todos esos recuerdos, no había más, así que la cerró muy bien, salió de su departamento y dejó la bolsa en los contenedores de basura.
Cuando regresó, ahora con las manos vacías, se sentía diferente, había dado un paso muy importante y podía decirse que ahora era completamente libre, el resto quedaba a cargo del tiempo, sabía que iba a superarlo todo, tenía que intentarlo y eso iba a hacer.

También, esa misma noche, Ryosuke estaba en su pequeño departamento, había terminado de cenar y estaba relajado. Se recostó lentamente sobre el tatami y miró fijamente al techo color blanco. Era la primera vez que le decía a alguien que él había muerto, cerró sus ojos y los recuerdos llegaron fácilmente.

-Siete meses atrás-

Llevaba un año de feliz relación, podía decirse que todo era perfecto, bueno, perfecto para una pareja de chicos, peleas de vez en cuando, momentos tristes, pero eran más las risas y el romance.
-Ryosuke-
Lo llamó aquella mañana al despertar, siempre se despertaba primero.
-¿Qué?-
Respondió aún medio dormido mientras intentaba abrir los ojos.
-Te quiero-
Le dijo suavemente al oído mientras le besaba la mejilla, adoraba esos detalles tan amorosos así que giró un poco su cabeza y al mismo tiempo que rodeaba con sus brazos el cuello de su amante, lo besó tiernamente en los labios.
-Y yo a ti-
Ryosuke sonreía ampliamente, le encantaba despertar y que él fuese lo primero que veía, siempre era así desde que vivían juntos.
-¿Sabes? Tengo que salir de viaje-
-¿A dónde?-
Preguntó Ryosuke mientras se sentaba sobre la cama.
-Bueno, mi hermana se casará y me ha invitado a su boda, me gustaría tanto que fueras...-
Le dijo con voz débil.
-Tú mamá no me soporta, desde que se enteró que estamos juntos ha dejado de ser dulce contigo, no te preoupes por mí y ve a la boda de tu hermana, puedo vivir sin tí el fin de semana sin problema-
Ryosuke sonaba optimista y confiado, así debía ser para que su novio no se preocupara.
-En verdad siento que las cosas sean así...-
-Hiro, todo está bien-
Lo animó con una sonrisa al mismo tiempo que lo abrazaba cálidamente.
-Igual me tengo que ir más tarde, podemos pasar el día juntos sin problema-
-¿No deberías mejor alistar tus cosas e ir a comprar un regalo a tu hermana?-
-Eso ya lo tengo listo, hoy quiero estar todo el día contigo-
Ambos sonrieron, se besaron y se abrazaron con anhelo.

Como lo tenían planeado, pasaron el resto de la tarde juntos, hasta que llego el momento de la despedida.
-Maneja con cuidado-
Le dijo Ryosuke con seriedad.
-Lo sé, te llamaré cuando llegue-
Fue así como observo fijamente como aquel automóvil se alejaba, tardó en entrar al edificio, por alguna razón quería verlo alejarse hasta que desapareció de su vista, fue entonces que una helada brisa acarició su rostro, no le dio importancia y entró.

Jamás llamó, estaba preocupado, lo llamaba a su telefono pero jamás respondió. Fue entonces que a la mañana siguiente, la madre de Hiro lo llamó muy enojada.
-¿En dónde esta Hiro? No te bastó con alejarlo de la familia y ahora evitas que venga a la boda de su hermana, si está conmigo comúnicame con él ¡Ahora!-
-Señora... disculpe pero ayer Hiro se marchó rumbo a su casa, dijo que me llamaría en cuanto llegara pero no lo ha hecho, también lo he llamado muchas veces a su telefono pero no responde...-
-¿Estas seguro de lo que dices?-
-Completamente-
-Le preguntaré a los vecinos si lo han visto, debe andar por aqui-
-Trataré de localizarlo-
Dijo Yamada con preocupación.
-Si lo encuentra, ¿Podría contactarme?-
-Será mejor que él mismo lo haga-
Fue así como la llamada termino y justo en ese momento una gran preocupación comenzó a inundarlo, ¿Por qué no podía sentirse tranquilo?
Decidió marcar una vez más pero el resultado fue el mismo, Hiro jamás respondió. No quería alarmarse, tal vez se había quedado sin bateria, tenía que ser optimista.
Cansado de pensar tonterías, se sentó en el sofá y encendió el televisor, entonces fue ahí donde su corazón se detuvo y solo escuchó atentamente mientras miraba aquellas imagenes.
“-Se reporta un accidente en la carretera que lleva a Okinawa, al parecer un camión de carga se quedó sin frenos y ocasionó un fuerte choque con diferentes automóviles, los heridos han sido trasladados al hospital más cercano, sin embargo se reportan gente fallecida a la cual están por identificar para llamar a sus familiares. Todo esto ocurrió esta madrugada-”
No podía ser cierto... Hiro no podía estar ahi... aunque era demasiado evidente, incluso logró identificar su auto en una de las tomas del noticiero. Se asustó, no quería creer lo que veía, pero aún con la esperanza de verlo, tomó sus llaves y su telefono, salió rápidamente del departamento y tomó un taxi que lo llevó al hospital en donde se suponía estaban los heridos.
Rápidamente llegó a la recepsión y con voz desesperada preguntó por el, lo hicieron esperar unos segundos pero le informaron lo que no deseaba escuchar, en ese momento todos los sonidos a su alrededor desaparecieron, sus piernas perdieron fuerza y se dejó caer al suelo.
Sentía como una enfermera trataba de moverlo, le hablaba pero no identificaba las palabras, no podía ser verdad lo que le habían dicho, tenía que ser un error.
-Si lo conoce necesitamos que nos ayude a identificar el cuerpo-
Logró escuchar al fin.
¿Qué? ¿Qué el identificara qué? No, no podía, no tenía el valor, pero tal vez, tal vez era un error y le presentaban a una persona diferente, aunque la posibilidad era minima, se levantó como pudo y siguió a aquella enfermera.
Llegaron a la morgue le mostraron el cuerpo, se quedó helado, ¿Cómo era posible que la vida terminara así nada más? ¿Y después qué? ¿Qué pasa con los que seguimos vivos? ¿Cómo podía seguir este camino si ahora estaba completamente solo?
Después de salir y de identificar el cuerpo, no tuvo más opción que llamar a su familia, decirles que efectivamente había encontrado a Hiro, pero que él ya no se encontraba más en este mundo.

Dificil, muy dificil, todo perdió color a su alrededor, no quería saber nada, había llorado tanto que se sentía tan exhausto.
En cuanto el funeral terminó, empacó sus cosas y dejó aquel apartemento, aquel lugar lleno de recuerdos, de emociones, de amor.
Se mudó y trató de comenzar una nueva vida, eso es lo que más deseaba.

Despertó de golpe, miró a su alrededor y estaba en su pequeño departamento, odiaba recordar, siempre era lo mismo, solo podía sentirse triste, pero no deseaba llorar más así que limpió los rastros de lágrimas las cuales comenzaban a brotar. Sacudió un poco la cabeza y se puso de pie, estiró ambos brazos y trato de pensar en otra cosa.
-Mañana debo despertar temprano, será mejor que me vaya a dormir de una vez-
Se dijo tratando de sentir entusiasmo, había decidido olvidar el dolor y la tristeza, ahora solo guardaba el recuerdo de Hiro en su corazón y dentro de aquel dije.

Al día siguiente, llegó temprano al estudio, después de saludar a sus compañeros les ayudó a guardar todo lo necesario dentro de una camioneta.
-Yamada, que bueno que llegaste-
Le dijo el fotógrafo mientras le daba un maletín el cual contenía la cámara fotográfica, se la dio en lo que se ponía su chamarra.
-¿Ya esta todo listo señor?-
Preguntó curioso, después de ver que ya estaba listo le regresó el maletín.
-Si, ya solo falta que lleguen Chinen y Nakajima, yo me iré en la camioneta y tu en ese auto-
Señaló un auto más pequeño.
-¿Por qué?-
-Porque en la camioneta va todo el equipo y no hay espacio para ti, además irás más comodo en el auto, deberías agradecerme y no quejarte-
Ryosuke sonrió torpemente, enseguida llegó la camioneta de la agencia de los dos modelos y de ella bajaron Chinen y Nakajima.
-¡Yama-chan!-
Lo saludó Chinen mientras se acercaba a él.
-Buenos días-
-¿Cómo estás? ¿Todo bien?-
Preguntó sin ocultar su preocupación.
-Si, todo bien, ya todo está listo, iremos en ese auto-
Señaló Ryosuke.
-Es bueno ver que te encuentras bien, iré a dejar mis cosas-
En cuanto Chinen se marchó, Yuto encontró la oportunidad para acercarse a saludar.
-Buenos días-
Saludó con voz torpe, ante lo cual Ryosuke saludó de igual forma.
-Buenos días-
-¿Ya está todo listo?-
-Si, es lo que acabo de decirle a Chinen, iremos en ese auto-
-¿Iremos? ¿Tú vendrás con nosotros?-
Preguntó Nakajima sorprendido.
-Si, mi jefe dice que no hay espacio para mí en la camioneta-
-Bueno, eso puede notarse-
Bromeó Yuto al mismo tiempo que tomaba uno de los cachetes de Ryosuke.
-¡Oye! ¿Por qué haces eso?-
Preguntó mientras daba un paso atrás y ocultaba sus mejillas con ambas manos.
-Tenía ganas, eso es todo, ¿A que hora nos vamos?-
Cambió el tema rápidamente.
-En unos minutos, puedes ir subiendo al auto, yo iré a ayudar con lo que hace falta-
Dicho esto, Ryosuke se marchó, dejando a Yuto solo, con una torpe sonrisa dibujada en el rostro.
-Parece que a alguien le agrada Yama-chan-
Escuchó decir a Chinen y rápidamente cambió su expresión.
-No es verdad, solo lo estaba molestando un poco-
-Al menos ya no eres grosero con él, eso es bueno-
-Ya no... quiero ser grosero... pero aún así mantendré mi distancia-
Dijo Yuto con tono serio.
-¿Distancia? ¿Por qué?-
Preguntó Chinen sin comprender a que se refería su amigo.
-No quiero relacionarme mucho con él, no quiero encontrarlo especial-
Trás escuchar las palabras de Yuto, no hizo más que sonreír, le dio un par de palmaditas en el hombro y le dijo.
-Si ya estás pensando en que no quieres que sea especial es porque sin duda ya se está volviendo especial-
De inmediato Yuto miró a Chinen y este le sonrió.
-Incluso ya me dí cuenta, pero necesitas tiempo-
Así, Chinen se marchó para subir al automóvil, Yuto se quedó perplejo un par de segundos, después reaccionó y también subió al auto.

Fue un viaje largo pero al fin habían llegado a su destino, cuando Chinen bajó del auto no dudó en estirar sus brazos y gritar muy emocionado.
-¡Al fin llegamos, Kyoto!-
Ryosuke sonrió al verlo y de igual forma se estiró un poco. Por otro lado, Yuto tardó un poco en salir, las palabras de Chinen no salieron de su cabeza en todo el camino y no pudo evitar el mirar a Ryosuke de reojo a cada segundo a través del espejo retrovisor.
-No, definitivamente no es especial-
Se dijo en voz baja, salió del auto y también se estiró un poco.
-Chicos, los de vestuario los llevaran a un lugar para que puedan cambiarse-
Les dijo el fotógrafo a Nakajima y a Chinen.
Fue así como una larga jornada de trabajo dio inicio.

-¿Listos?-
Preguntó el fotográfo, tanto Nakajima como Chinen asintieron y la sesión comenzó, Yamada apoyaba con los reflectores y algunos otros detalles.
Inevitablemente, la mirada de Yuto se desviaba para ver a Ryosuke, no sabía porqué pero era inevitable, como si sus ojos pidieran verlo a cada momento.
-Deja de distraerte tanto o se dará cuenta-
Le susurró Chinen mientras continuaba sonriendo hacia la cámara. Yuto no dijo nada y trató de concentrarse.
Medio día pasó y era hora de un merecido descanso para todos.
-Tienen treinta minutos-
Indicó el fotógrafo, Chinen se disponía a acercarse para platicar con Yamada, pero éste fue llamado por su jefe.
-Al parecer Yama-chan no tiene descanso, que mala suerte-
Expresó Chinen mientras se cruzaba de brazos y tomaba asiento junto a Yuto. Sin embargo este no dijo nada y solo observó.
¿Qué era lo que le llamaba tanto la atención? ¿Por qué sentía esa necesidad de buscarlo siempre con la mirada? ¿De que servía?
Fue entonces que comenzó a verlo más detalladamente. Comenzó por el rostro, su nariz era graciosa pero no le desagradaba, sus ojos expresivos, sus labios, se detuvo ahí y solo una palabra se le vino a la mente. De inmediato sacudió la cabeza, pero siguió observándolo, mirando su cuello, su torso y sus brazos hasta detenerse en sus manos, en ese instante se preguntó si algún día podría tocarlas. Pero así como la idea llego la despejó de inmediato, no podía estar pensando en semejante cosa.
-Deja de mirarlo así, cualquiera pensaría que eres un pervertido-
Le dijo Chinen en todo de burla, fue entonces que desvió rápidamente su mirada.
-¡No estoy viendo nada!-
Exclamó ligeramente alterado y nervioso.
-Claro, si Yama-chan es la nada entonces está bien-
-No digas cosas que no son-
Reprochó Yuto ante el comentario de Chinen.
-Mi estimado amigo, estás haciendo justo lo que no querías, ¿Qué pasará cuando al fin te des cuenta?-
-¡No digas estupideces!-
Dicho esto, Yuto se puso de pie y se marchó, quería estar solo, lejos de los observadores ojos de Chinen, quien estaba dispuesto a molestarlo en cualquier momento.
Caminó un poco por los alrededores hasta que se detuvo al fin, estaba cansado, fastidiado y nervioso, no le gustaba para nada sentirse así, necesitaba tranquilizarse y regresar a la normalidad antes de desarrollar ese sentimiento ante el cual no estaba listo.
Tomó asiento en una banca, cerró los ojos y comenzó a relajarse, pero fue inútil, en su mente no dejó de repasar lo que anteriormente había observado fijamente.

“Y son tus labios tan besables...
Y tus besos tan imperdibles...
Tus dedos son tan tocables...
Y tus ojos... irresistibles”

Abrió lentamente los ojos, su corazón latía lento pero fuerte, sentía que algo recorría todo su cuerpo, como si se llenara de energía nuevamente, entonces lo notó...
-Irresistible... para mi... no puedo negarlo más...-



---

Bueno, antes de que comiencen a preguntarse "¿Qué? ¿Es todo?" Las invito a leer el titulo de la entrada una vez más :3
¿Ya leiste bien?
Si no te has dado cuenta, te explico~ Ya no dice [TwoShot] ahora dice [MiniFic] ¡Tarán~! ¡Sórpresa! Resulta que no serán dos partes si no tres, y como con tres partes ya no puede ser twoshot pues lo metí en categoría de minific :3
Así que bueno, extiendo su agonía un día mas~ mañana la tercera parte :D

Ah~ y lo que esta entre comillas, en cursiva y negritas, es una canción, si la quieren escuchar por aqui se las dejo: -CANCIÓN DANDO CLIC AQUI~
Prácticamente todo el fic esta inspirado en esta cancion (Si! Me gusta One Direction! Culpa de Sarahi! xD)
Y ya~ Es todo xD 
Espero les este gustando :3

9 comentarios:

Vann,,* dijo...

ME sentí bien estúpida diciendo exactamente lo que pusiste "¿Qué? ¿Es todo?" XDDDDDDDDDDDDDDDDD diossshhh, no había tenido tanta suerte de dos actualizaciones en 1 día asdsadasdasd *rueda de amor feliz* jujuju, entonces espero la tercera parte :DDDDDDDDDDDD

AmiS dijo...

Aaaaaah..... Se volvió mini fic!!!!! Mmm se ta poniendo bueno ^________^ esperAre la continuacion mañana xD

Anónimo dijo...

Kyaaaaaaa!!! Que maravilla, entonces si lei bien, habra mas de Yamajima ;D
Haces que salgan muchas de mis emociones, por momentos sentía ganas de cachetear a Yuto por como trataba a Yama-chan, quería abrazar a Ryosuke y no se que tantas cosas mas, pero al fin Yuto supo lo que siente por Ryosuke, me emocione mucho. ¿Qué pasara? Ya quiero saber, esperare a leer la conti =)

I LOVE JUMP

mabelucome dijo...

Acabo de leer las dos partes ahora mismo y... KYAAAAAAAAAAAAAA!!!!! Sinceramente, a parte de ser perfecta en todo, por ti es por lo que me gusta el yamajima, los haces PERFECTOS!!
Primero, pensaba en la primera parte que el amor de Yamada sería Daiki XD luego de leer lo que le pasó a Hiro... Pobre Yamada ;_____;
refente a Yuto... Daiki, pero como le ha podido engañar? Yuto es un trocito de pan!! Aunque asi mejor, que se fije en Yamada e.e
La persona especial de Chii... tengo dos candidatos en mente (?) uno sería Takaki, porque el Takachii es amor; el otro sería Inoo, porque amas el Inoochii~ Y esos son los que pienso yo que pueden ser su persona especial XD
hsjshhdj ya quiero conti, está genial *^*

miriacha dijo...

mas que bueno...requete buenisiiiiiiiiiiiimoooooo >////<
con ansias de leer la tercera parte...
como se declarará yutin a yamachan...y este habra sido la persona la cual vio yutin llorando hace tiempo??..será?...

gracias aya por este segundo capi...^^*

hitomy-Chan dijo...

Ahora comente al último O.O estoy en Shock!!!

Pero eso no impedira k comente ne ;-)
Ayaa ya no se de que forma decir k AMO TODO LOQUE ESCRIBES <3

Como puedes dejarme así?!!!!!! O.o He!!!!! Yo necesito la contii estoy volviendome loca por la contii quiero k la persona importante de Yuri sea Inoo kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!
el Inochii es amor <3

Espero la tercera parte ^_^

lizy dijo...

que malll
como pudo daiki engañar a yutin si el es puro amor me ha encantado este finc siiii

Ai-chan dijo...

No.. pobre Yamada... eso sin duda si que es un sentimiento doloroso.... encima se esfuerza tantisimo... realmente es admirable
Y Yuto se niega a ver que realmente ya ha entrado en su corazon
¡Por supuesto esto no podía quedarse ahi! Menos mal que hiciste una 3ª parte...
Es realmente fantastico, amo sin duda los dramas que me hacen llorar

Erza Dragneel dijo...

“Y son tus labios tan besables...
Y tus besos tan imperdibles...
Tus dedos son tan tocables...
Y tus ojos... irresistibles”
-Irresistible... para mi... no puedo negarlo más...-
KYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA (mi madre me regaño porque grite como nunca :p)
Pobre mi yama-chan, perder a alguien amado es un sentimiento indescriptible!
I´m touched :'(
Graciassssssss!!estuvo bella esta 2da parte... me voy al next chapter

Publicar un comentario

Lo has leído y... ¿Te gusto? ¿No? ¿Sientes que algo faltó?
¡Me encantaría saber tu opinión sobre lo que acabas de leer! ^O^ Así que no dudes en hacérmelo saber, así podré mejorar un poquito más :3
De igual forma: ¡GRACIAS POR LEER!