sábado, 9 de enero de 2010

Dirty Obsessions [Cap.4]

Capitulo 4

A la mañana siguiente Tegoshi despertó gracias a la luz que lograba entrar por la ventana.
Al incorporarse en la cama pudo ver que Masu estaba dormido justo a su lado, aún con la ropa puesta, de repente sintió algo incomodo en su frente y se quitó la bandita que Masu le había puesto.
Después pudo notar que el era el unico que había dormido abrigado, timidamente tocó el brazo de Masu, lentamente para que este no despertara, sintió un alivio al sentir su piel calida.
Lentamente se puso de pie, y sin hacer mucho ruido salio de la habitación, en el sillón vió su abrigo y se lo puso, tomo un boligrafo y un pedazo de hoja de la mesita de centro y solo escribio:
"Gracias por cuidarme"
Y la dejó ahi, colocando el control del televisor sobre esta para que no se perdiera, asi pues, silenciosamente, salió del departamento.
En el camino de regreso no podía evitar el sentirse extraño, sabía que Masu siempre había sido amable con el, pero lo de anoche fue completamente diferente, fue... de cierta forma... dulce.
A Masu no le importo que solo fuese a buscarlo por diversión, simplemente a notar que estaba enfermo lo atendió de inmediato, se sentía extraño, su juego estaba comenzando a cambiar completamente, esto definitivamente no estaba dentro de sus obsesivos planes de solo limitarse a tener sexo sin limites, esto se estaba convirtiendo en algo más.
De repente Tegoshi se detuvo en seco, después de la sensación agradable que tenia, un miedo comenzó a invadirlo, realmente no comprendía lo que ocurria con el, estaba deseando volver corriendo al departamento de Masu, despertarlo y besarlo para después abrazarlo fuertemente.
"-¿Pero en que rayos estoy pensando?-"
Pensó Tegoshi mientras sentía como ese sentimiento le oprimia el pecho, esto era extraño, lo que deseaba no era sexo, era algo más, algo diferente.
Estaba conciente de que aquello era una idea completamente descabellada, ilogica, estupida y demás, así que tratando de recuperarse, respiró profundo y continuo con su camino de regreso a casa.

Mientras tanto, despertando después de un largo rato, Masu se asusto al no encontrar a Tegoshi en la cama, salió de prisa de la habitación pero el no estaba.
-Lo más seguro es que se sintió mejor y decidio irse...-
Murmuro para si mientras se acercaba a la cocina, tenía hambre, así que después de prepararse un generoso sandwich y servirse un poco de jugo se sentó en el comedor.
Todo estaba tan silencioso, no podía sacar de su mente que estuvo a punto de caer en el juego de Tegoshi una vez más, de no ser por que este estaba enfermo seguramente algo hubiese sucedido, sin duda.
Y más preocupante aún era el hecho de que había aceptado tener sexo con el de nuevo en la proxima oportunidad.
-Esto en enfermo-
Murmuro mientras le daba una mordida a su sandwich, y desesperado por el abrumante sulencio, se puso de pie, penso que al menos el ruido de la televisión ayudaría un poco.
Al ponerse de pie, de inmediato se acerco al sillón en donde siempre estaba el control remoto, pero busco por todo el sillon y el control jamas aparecio, sintiendose un poco inquieto comenzo a buscar por los alrededores hasta que logro verlo sobre la mesa de centro, al tomarlo pudo ver la nota que estaba debajo de el.
"Gracias por cuidarme"
Era evidente que esa nota era de Tegoshi, aún impresionado por la nota, encendió el televisor y se dirigio a la mesa de nuevo con la nota en la mano.
-¿Por que te fuiste asi?-
Se pregunto Masu, como si le hablase a la nota, como si aquel pedazo de paple fuera Tegoshi y en cualquier momento fuera a resoponderle.
Sin poder evitarlo, un profundo suspiro salió desde el fondo de su pecho, sin más apetito dejo su delicioso sandwich a la mitad y se puso de pie, dirigiendose al baño para darse una refrescante ducha, necesitaba despejarse, comenzaba a pensar demasiado en Tegoshi y eso no estaba bien, esto solo era un juego el cual terminaría hasta que Tegoshi se aburriese, solo eso, no tenía por que verlo de otra forma.

En su departamento, solo, comenzo a recordar lo que habia sucedido anoche, en como Masu queria negarse al principio pero como despues termino aceptandolo para despues terminara cuidando tiernamente de el toda la noche.
Se sentía extraño, inquieto, simplemente no podía pensar en nada mas que en Masu, despues comenzo a preguntarse. ¿Por que el?
De todos lo chicos con los cuales pudo haberse divertido tuvo que escoger a Masu, y ahora experimentaba una especie de obsesion que no podía controlar, era realmente dificil contener ese deseo de querer estar a su lado, pero no teniendo sexo, si no simplemente el hecho de estar con el, como aquella noche.
-¿Que rayos es todo esto?-
Grito mientras aventaba las llaves del departamento de Masu al suelo, estaba frustrado, molesto con sigo mismo, no era común en el sentirse así, debía deterse antes de que algo más llegara a suceder. al como...
-No! Eso jamás sucedera-
Se dijo mientras movía su cabeza con brusquedad, cansado y sin ganas de nada, se recostó en su cama y se quedo dormido.

Muchisimas horas después estaba más que cansado de ver el televisor, normalmente solia pasar ratos bastante relajantes en casa, ya que era muy poco el tiempo que podia hacerlo, pero esta vez era diferente, estaba impaciente, dentro de el sabia que necesitaba estar con Tegoshi, en esos momentos le daba igual si lo unico que este queria fuera sexo por diversión, necesitaba estar a su lado, escuchar su voz, ver aquel rostro lleno de deseo, mas que solo sexo, deseaba estar con el.
-¿Por que no dejo de negarlo? Es ahora mas obvio que siento algo más por Tegoshi que un simple deseo...-
Se dijo a si mismo, ya no podia negarlo mas, estaba completamente consiente que comenzaba a sentir algo por Tegoshi, algo mas que un simple deseo, aquella noche al cuidar de el pudo darse cuenta que ese sentimiento era agradable, no era el hecho de haberlo cuidado, si no haber sido necesario para el, al menos para algo que no era sexo, se sentia bien.
Derrotado por aquella conclusión se dejo caer de nuevo en el sillón, estaba decidido a que esto jamás se lo diría a Tegoshi, no podía hacerlo, seguramente este se reiría de el y terminaría por alejarse, y eso era lo que menos quería, se resigno a continuar con aquel juego mientras durara, no esperaba que durase mucho pero lo poco o mucho que durase, lo disfrutaria, estaba decidido a entregarse por completo a Tegoshi, no solamente su cuerpo, en cada beso, en cada carcia, estaba decidio a expresarle aquel sentimiento, pero nada más.

Estaba profundamente dormido hasta que un sonido lo despertó, alguien tocaba muy insistentemente la puerta, no quería levantarse a abrir, pero al escuchar como aquella persona seguia tocando tan insistentemente la curiosidad comenzo a invadirlo.
"-¿Y si es Masu?-"
Pensó, y sintiendose repentinamente emocionado, torpemente logró ponerse de pie, viendo su reflejo en el espejo cerca de la entrada se acomodó el cabello, y respirando profundo y ocultando aquel extraño nerviosismo abrió la puerta, lo más factible hubiese sido que primero mirase por el mirador de la puerta antes de abrir, pero su mente estaba por completo en otro mundo.
Sonriente, abrió la puerta, y sin dejarlo reaccionar un chico se lanzó a sus brazos, estaba sorprendido.
-Tegoshi-san... por favor perdoname...-
-¿Eh?... ¿Ka...Kai?-
En efecto, aquel chico que lo abrazaba fuertemente era su vecino, era un chico un poco menor que el, solo habia tenido relaciones con el un par de ocasiones, la segunda ocasión fue cuando lo corrió friamente al no haber quedado satisfecho.
-¿Qu... que haces aqui?-
El chico aferrandose más al cuerpo de Tegoshi, con una voz desesperada le dijo.
-No se que fue lo que hice mal la ultima vez, por favor perdoname-
-¿Perdonarte? Creo que estas mal interpretando las cosas Kai-
Dijo Tegoshi mientras alejaba al chico con bastante esfuerzo, este lo miraba con desesperación.
-¿Por que dices que mal interpreto las cosas? No comprendo-
-Te lo dije desde el principio, tu y yo no tenemos ningun compromiso, no quiero nada de eso, lo unico que queria era diversión, eso es todo, asi que deja de actuar como si hubiesemos terminado y vete quieres-
-Pero-
-Vete-
Dijo Tegoshi friamente mientras señalaba a la puerta que seguía abierta, el chico con la mirada baja, dio media vuelta, pero antes de irse dijo.
-Yo se que me buscaras pronto, y yo estaré ahi esperando-
-Oh vamos Kai! Vete-
Y derrotado, pero convencido de sus ultimas palabras, salio del departamento cerrando la puerta detras de si.
Suspirando, Tegoshi se dirigió a la cocina para tomar un poco de agua, no dejaba de reprocharse lo tonto que había sido al creer que era Masu quien tocaba.
De repente, recordó el por qué había ido al departamento de Masu desde un principio, más sin embargo no tenía el valor de volver para solo pedirle lo que deseaba, entonces, una sucia idea paso por su mente, y sin pensarlo dos veces corrió a la puerta, la abrió de golpe y giró la cabeza hacia la izquierda, Kai estaba a punto de entrar a su departamento cuando Tegoshi le grito.
-¡Kai!-
En ese instante el chico reacciono, Tegoshi le dirigio una seductora mirada para despues hacer un gesto seductor, el chico habia entendido muy bien el mensaje, así que caminando rumbo al departamento de Tegoshi de vuelta entró detrás de el.
Al cerrar la puerta, Tegoshi jalo al chico de la camisa y lo beso apasionadamente, aquel correspondio de inmediato mientras filtraba sus manos por debajo de la camisa de Tegoshi acariciando suavemente su pecho y jugando con uno de sus pezones.
Aquel acto provocó que Tegoshi gimiera ante tal placentero toque, infiltrando de igual forma sus manos por debajo de la camisa del chico, acariciandolo mientras ambos se besaban, despues Tegoshi comenzo a desabrochar el pantalon del chico, frotando su ya despierto miembro por encima de su ropa interior.
Kai no pudo resistirse más, y entre besos y ardientes carisias lo llevo a la sala, ahi, recosto a Tegoshi sobre la alfombra y termino por despojarlo de su camisa, lamiendo su pecho sensualmente mientras desabrochaba su pantalón.
Minutos más tarde, ambos estaban completamente desnudos, Tegoshi, con los ojos cerrados, gozaba el delicioso placer de sentir a Kai dentro de el, atacandolo con fuertes embestidas a medida que necesitaba acelerar aquel placer.
De repente, sin darse cuenta, su mente comenzo a jugarle una broma bastante pesada, mientras el placer aumentaba, comenzaba a imaginar que quien le daba todo ese placer era nada mas ni nada menos que Masu.
Y aqui fue donde comenzo su desgracia, el orgasmo estaba mas que cerca, mientras mas mantenia a Masu en su mente, mas delicioso se volvia, mas sin embargo oprimia aquellos gemidos aferrandose a la alfombra y mordiendo sus labios, pero llego el momento en que no pudo mas, aquel placer lo estaba ahogando y necesitaba gritarlo, asi que en cuando aquel exquicito orgasmo llego, gritó algo que estaba fuera de lugar.
-¡¡¡Masu!!!-
Y pudo sentir como el liquido de Kai se derramaba dentro de el, mientras que el suyo sobre su abdomen.
Agotado, con la respiración entre cortada, sintió como Kai salia, pero en lugar de recostarse a su lado solo tomo asiento.
Tegoshi abrio lo ojos, no estaba muy conciente aún de lo que habia hecho, despues de haberse recuperado un poco se sento.
Observo extrañado el rostro de Kai, penso en no darle mucha importancia, asi que se puso de pie y comenzo a vestirse, justo cuando se abrochaba de nuevo el pantalon pudo ver como Kai se ponia de pie y se vestia muy rapido, igual, Tegoshi no le dio importancia, pero habia una atmosfera bastante extraña, despues, aquel silencio fue roto por Kai.
-¿Quien es ese tal Masu?-
Tegoshi se quedo en un shock total, pero tratando de sonar cortante solo dijo.
-Eso no te importa, ya puedes irte-
-Gritaste su nombre hace un momento-
Esto era malo, Tegoshi sentía que Kai quería contener su rabia, pero cada vez le era más dificil.
-¿Y eso que?-
Dijo Tegoshi con indiferencia.
Entonces Kai no pudo contenerse más, y cerrando por completo su puño, golpeo con toda su fuerza a Tegoshi en la cara,
Tegoshi solo sintio un ardor terrible en el rostro.
-Si vas a pensar en alguien mas mientras lo haces conmigo mejor no me llames-
Y bastante molesto, el chico salio azotando la puerta.
Con un dolor horrible en el labio, Tegoshi toco un poco la orilla de sus labios, había sangre.
-Esto dejara marca para mañana, maldito Kai-
Dijo Tegoshi en voz baja mientras se dejaba caer al sillon, de cierta forma el chico tenia razon al estar molesto, pero aun asi el golpe era un acto exagerado.
-Ja... y todo por culpa de el...-
Murmuro, obviamente se referia a Masu.
-Esto se sale de mi control, debo terminar con todo esto-
Y al decir estas palabras, simplemente se dejo caer en el sillon, mirando el techo blanco, sin nada más en que pensar.

1 comentario:

Vanezthar ♪♥ dijo...

ayyy estubo bn cura lo del golpe hahaha che Kai si vive de su rostro bno no tanto asi x qe tiene mucho talento pero es qe su cara noooo eso no se vale Ayaa xDD hahaha

Publicar un comentario

Lo has leído y... ¿Te gusto? ¿No? ¿Sientes que algo faltó?
¡Me encantaría saber tu opinión sobre lo que acabas de leer! ^O^ Así que no dudes en hacérmelo saber, así podré mejorar un poquito más :3
De igual forma: ¡GRACIAS POR LEER!