miércoles, 20 de enero de 2010

Smile me... [Cap. 2]

Capitulo 2

Al día siguiente, Chinen caminaba de lo más normal rumbo a la escuela, pero justo antes de dar vuelta en la esquina, escucho como unas chicas gritaban su nombre, tenía que buscar alguna forma de escapar de ellas sin verse tan grosero, o eso arruinaria su imagen, entonces, no muy lejos, visualizó a Takaki, así que rápidamente lo alcanzó.
-Buenos días Takaki-
Este se limitó a solo mirarlo un poco y no respondió a aquel saludo, en su lugar solo dijo.
-¿Utilizandome de nuevo Chinen-kun?-
-Lo siento, esta vez si tienes razon, espero que no te moleste-
-Porsupuesto que me molesta, no te quiero cerca de mi-
Al escuchar estas frias palabras, Chinen comenzó a desear molestarlo un poco más, asi que aferrandose al brazo de Takaki le dijo con un tono de voz infantil.
-¿Seguro que no quieres a un chico como yo a tu lado?-
-¡Sueltame!-
Le grtitó Takaki mientras se ruborizaba un poco, Chinen se dió cuenta de este hecho y siguió molestandolo, esta vez deteniendose, sin soltar a Takaki, aprovechandose que lo tenía un poco en su poder, se puso de puntillas para tratar de ponerse a su altura, logrando solo estar un poco cerca de su rostro, pero lo suficiente para cumplir con su objetivo.
-¿En verdad quieres que te sulete, Takaki?-
Al sentir el rostro de Chinen tan cerca del suyo lo puso extrañamente nervioso.
Chinen se acercaba cada vez más a su rostro, tenía que hacer algo, así que rápidamente aventó a Chinen para que este se alejara de él, después se dió media vuelta y continuo con su camino, más a prisa que de costumbre, Chinen estaba dispuesto a no dejarlo ir, pero al ver que un chico se acercaba a Takaki lo hizo detenerse.
Aquel chico era casi de la misma estatura que Takaki, lo saludo amablemente, pero lo que más sorprendió a Chinen fué que este solo respondió a aquel saludo con normalidad, sin ninguna expresión especial en su rostro, después se dió cuenta que aquel chico intentaba platicar con Takaki, pero este logro evadirlo de inmediato, adelantandose y dejandolo atras, entonces fue cuándo Chinen logro escuchar como este chico, después de un suspiro, dijo.
-De nuevo un fracaso, ¿Acaso nunca podremos llevarnos bien?-
La curiosidad era demasiado grande, así que sin poder evitarlo se acerco para tratar de averiguar algo.
-¿Te llevas mal con Takaki?-
Aquel chico estaba sorprendido.
-¿Quien eres tu?-
-Ah! Lo siento, soy Chinen Yuri, de primer año, soy amigo de Takaki-
-¿Eres amigo de Takaki?-
-Por supuesto-
Obviamente esto era una mentira, sin embargo el tierno rostro que mostraba Chinen era más que suficiente para lograr convencer a cualquiera.
-Yo soy Yabu, Yabu Kota, mucho gusto-
-¿Vas en la misma clase que Takaki?-
-Así es, pero por más que intentó no logro que se integre con los demás, es como si no quiciera relacionarse con nadie-
-¿En serio?-
-Si, yo se que el no es una mala persona, lo he visto con mis propios ojos, ya que me ha ayudado antes, pero se empeña en mantener aquella imagen de chico malo y no se acerca a nadie-
-Si, eso lo se-
En el fondo, Chinen sabía muy bien que Takaki no era una mala persona, su mirada y aquella sonrisa eran la prueba mas clara que tenía de eso.

La mañana transucurrió sin mayor problema, más sin embargo Chinen no lograba concentrarse por completo en las clases.
"-Esa sonrisa...-"
Pensaba, mientras por su mente pasaba la imagen de Takaki sonriendo, era demasiado hermosa y completamente diferente a la suya.
De repente, la voz de una chica lo sacó de aquellos pensamientos.
-Chinen-kun, Chinen-kun-
"-¿Y ahora que es lo que quieren?-"
Pensó con fastidió, pero en el momento en el que miró a la chica, dijo amablemente.
-¿Si?-
-Iremos a la cafeteria, ¿vienes con nosotras?-
"-Porsupuesto que no iré con ustedes-"
Pensó.
-Lo siento, quede de almorzar con un amigo, ya sera en otra ocasión chicas, nos vemos-
Y de inmediato se puso de pie y se marcho del lugar, deseaba estar lo más lejos posible de esas odiosas chicas, sin darse cuenta caminaba por los pasillos con una expresión de fastidio, olvidando que debía mostrar una cara linda al caminar, de repente chocó con alguien.
-Ten mas cuidado, si sigues caminando con esa cara serás descubierto-
Para su gran sorpresa acababa de toparse con el dueño de sus pensamientos, estrañamente se sintió avergonzado.
-No digas eso en voz alta-
-Como quieras-
Y sin prestarle más atensión continuo con su camino.
-Espera Takaki-
Le dijo Chinen mientras lo alcanzaba.
-¿Que quieres?-
Dijo Takaki mientras seguía caminando.
-Hmm... ¿Ya almorzaste?-
-Eso no te importa-
-Lo sabía, vamos-
Dijo Chinen con una animada expresión mientras tomaba a Takaki del brazo y lo llevaba a la cafeteria.
-Hey! ¿Que sabes?-
¿Como era posible que Chinen actuara sin tomarlo en cuenta?
-¿Que es lo que quieres?-
-No es necesario, soy capaz de comprar mi propia comida-
Respondió Takaki.
-De acuerdo, iré a apartar una mesa, no tardes-
-No eres quien para mandarme-
Pero este comentario no fue escuchado, Chinen se había marchado y solo vió como tomaba asiento en una mesa bastante alejada, sin más remedio, después de comprar su almuerzo, se dirigio a aquella mesa.
"-¿Por qué rayos no me voy solo? No tengo por qué estar con el-"
Pero era imposible hacer eso, era como si su cuerpo se moviera en contra de su voluntad, y cuando se dió cuenta ya había llegado a la mesa.
Fastidiado de si mismo, tomo asiento y comenzó a comer.
Ambos permanecían en silencio, Chinen se sentía extraño, de vez en cuándo miraba a Takaki y en seguida el deseo de ver aquella sonrisa de nuevo comenzaba a invadirlo, pero después reaccionaba y desviaba la mirada y se quedaba viendo hacia cualquier lado con la mirada perdida y una expresión seria.
Takaki se dió cuenta de eso, por alguna razón de inquietaba aquella mirada perdida.
-¿Que te pasa? ¿No vas a comer?-
La voz de Takaki lo hizo volver a la realidad de nuevo.
-¿Eh?-
-Que si no vas a comer!-
-Ah... no gracias yo-
-Conmigo eso no funciona-
Dijo Takaki observando fijamente a Chinen, al mismo tiempo que le acercaba su charola con comida.
-Puedes comerte eso-
-¿Eh?-
-Ya estoy satisfecho así que puedes comertelo-
Chinen observo la comida.
-Pero si casi no has comido nada-
-Te digo que estoy lleno, así que come-
Esto era algo sorprendente, Takaki le estaba dando su comida casi completa, era algo completamente diferente a cuando una chica le regalaba su comida, esta vez, a diferencia de otras ocasiones con chicas molestas, si deseaba comerselo todo.
Mientras comía, Takaki lo observaba sorprendido.
-¿Si tenias tanta hambre por que no compraste algo?-
-Por que hasta ahorita me dio hambre-
-Oh...-
Y en cuanto menos se lo esperaba, Chinen había terminado con todo. Después ambos se quedaron en silencio, no había mucho que decirse, pero inesperadamente Chinen dijo algo que dejo a Takaki sorprendido.
-¿Por que no sonries de nuevo?-
-¿Que?-
-Quiero que sonrias de nuevo, para mi, sonrieme-
-¿Pero que tonterias estas diciendo?-
-Ayer lo hiciste-
-Lo de ayer fue sin querer, no volverá a pasar-
-Estoy dispuesto a verte sonreir de nuevo pase lo que pase, Takaki-
-No creas que es tan facil, al menos para mi no es facil sonreir y engañar a los demás como tu lo haces-
-¿De nuevo con eso? Que mala imagen tienes de mi Takaki-
-¿Acaso estoy equivocado?-
Chinen no respondió a esta pregunta y solo volvió a quedarse en silencio.
-Dime una cosa... tanto te quejas de mi pero... ¿Que hay de ti?-
-¿Ha?-
-¿Por que te empeñas tanto en tener esa actitud fria con los demas? Yo se que tu no eres así-
-Tu no sabes nada de mi-
Respondió Takaki con dureza.
-Si lo que planeas es asustarme para que te deje en paz de una vez te digo que eso no funcionará conmigo, entre más me rechazes más cerca estaré de ti-
"-Lo que me faltaba... -"
Pensó Takaki.
"-No dejaré que te libres de mi tan facilmente Takaki-"
Pensó Chinen.
Ambos se observaban fijamente a los ojos, la mirada de Chinen era un poco desafiante, mientras que la de Takaki era amenzadora.
Enseguida el timbre comenzó a sonar anunciando la reanudación de las clases.
-Nos veremos más tarde Takaki-
Dijo Chinen mientras se ponía de pie y para gran sorpresa de Takaki, le mostró una hermosa sonrisa, pero Takaki sabía que esta era totalmente diferente a todas las demás, esta de verdad era sincera, eso podia asegurarlo, un poco nervioso, solo observó como Chinen se marchaba, instantes después el también se puso de pie y se marcho rumbo a su salón.

Mientras estaba en clase, la sonrisa de Chinen no salia de su cabeza.
"-¿Pero que le pasa a ese chico? ¿Acaso también quiere engañarme? No... no lo creo...-"
Pensó, de repente se dio cuenta que estaba ligeramente nervioso, el pensar en Chinen lo ponía si, ¿Por qué?
Sacudió fuertemente su cabeza y trato de concentrarse en las clases de nuevo, era completamente absurdo el seguir pensando en lo mismo a cada rato.
Por otro lado Chinen estaba igual, no podía creer que por primera vez su sonrisa había sido sincera, no tuvo que fingir en lo absoluto, simplemente salió sin darse cuenta, aquello se sentía bastante bien, diferente, pero bien, era como algo cálido dentro de el.
"-Definitivamente volveré a ver esa sonrisa-"
Pensó Chinen mientras dejaba de escribir para hechar un vistazo por la ventana.

Al fin el día terminó, Takaki guardaba sus cosas mientras yabu se acercaba a el.
-¿Tienes algo que hacer?-
Takaki miró a Yabu por un segundo, después regresó la vista hacia sus cosas y respondio.
-Estoy un poco ocupado-
-De acuerdo, solo quería saber si querias venir al karaoke con todos nosotros-
-No creo que a ellos les guste que yo este ahi ¿no lo crees?-
Dijo Takaki al mismo tiempo que tomaba sus cosas y se dirigía a la puerta, pero antes de que llegara Yabu logró decir.
-Me alegra que al fin tengas un amigo-
Sorprendido, Takaki se detuvo y se giro para ver a Yabu, este solo le sonrió como de costumbre.
-Chinen-kun es una chico bastante agradable-
"-Ese pequeño dijo que somos amigos! Que tonteria-"
Pensó.
-Como sea...-
Dijo Takaki, dandose media vuelta y después salió del salón.
Mientras caminaba por los pasillos, inconsientemente, esperaba encontrarse con Chinen, caminaba y caminaba, sabía que en cualquier momento este saldría y gritaría su nombre para que caminaran juntos rumbo a la estación.
"-¿Por que espero a que aparesca?-"
Pensó, al mismo tiempo comenzaba a sentirse realmente como un tonto, pero entonces comenzaba a decepsionarse a medida que cada vez estaba mas cerca de la salida.
Se detuvo unos segundos en la entrada, pero comenzo a sentirse realmente como un tonto, así que decidió marcharse a casa.
Pero gran sorpresa que se llevo al avanzar un poco, ya que a unos pasos delante de el iba Chinen, solo.
No sabía que hacer, no sabia si debía acercarse o tan solo continuar con su camino, jamás había dudado tanto por algo tan insignificante.

Mientras caminaba, pensaba en donde debía esconderse para sorprender a Takaki, de cierta forma, estaba ansioso por lograr sorprenderlo.
Actuando sigilosamente, camino lentamente hacia un enorme arbol.

De repente vió algo extraño, Chinen se dirigía a un arbol.
"-Ese chico esta loco-"

Todo parecía indicar que era el escondite perfecto, no dejaba de pensar en el susto que le pegaría a Takaki una vez que este pasara por ahí, estaba detrás del arbol, esperando sigilosamente.

Vio estrañamente como Chinen permanecía detras de aquel arbol.
"-¿Que es lo que intenta hacer?-"
No pudo contenerse más y se acerco silenciosamente hacia donde estaba Chinen.
-¿Que haces?-

Ya solo restaba esperar a que Takaki apareciera, era cuestion de minutos, pero entonces, una voz bastante familiar le provocó un escalofrio por toda la espalda.
-¿Que haces?-
Lentamente se giró y se encontró con la persona que debía sorprender, pero que todo había resultado al revéz.
-Ta... Takaki... ¿Que haces aqui?-
-Yo pregunte primero, ¿Que haces escondiendote detras de un arbol?-
-¿Eh? ¿Escondido? Yo no estoy escondido-
Takaki observo a Chinen muy estrañado, despues suspiró profundo y solo dijo.
-Como quieras, yo me largo-
Al ver que Takaki se iba se apresuro para alcanzarlo.
-Espera-
-¿Que? ¿No esperas a alguien?-
-Olvidalo, hoy no funcionó-
-¿Ha?-
-Te dije que lo olvidaras-
Dijo Chinen un poco fastidiado.

Ambos continuaron caminando juntos rumbo a la estación, ninguno de los dos decía nada, pero no era un silencio incomodo, para Chinen la presencia de Takaki era más que suficiente, extrañamente, a Takaki tampoco le molestaba que Chinen caminara junto a el.
Al llegar a la estación ambos entraron y esperaron a la llegada del tren.
-¡Aaaah! Estoy cansado!-
Exclamó Chinen mientras estiraba los brazos y se acercaba a una banca, después tomo asiento.
-Como puedes decir que estas cansado si apenas y hemos caminado unas 4 calles-
Le dijo Takaki mientras avanzaba unos pasos en dirección hacia donde estaba Chinen.
-A decir verdad, este ha sido un día bastante agotador-
-¿Fingir comienza a cansarte?-
Pregunto Takaki con un leve tono de burla.
-Si es cansado, pero hoy no he fingido mucho-
"-Que descaro-"
Pensó Takaki.
-¿Por que no te sientas?-
Le dijo Chinen mientras señalaba el espacio que había junto a el.
De mal humor, pero sin decir nada, Takaki se acercó a la banca y se sentó junto a Chinen.
-Esto significa que también estas cansado-
Le dijo Chinen con cierto tono de burla.
-Callate!-
Respondió Takaki friamente.
-Ya te dije que a mi no me asustas con eso, Takaki-
Takaki solo desvió la mirada, se cruzó de brazos y no dijo nada.
"-Que demonios pasa con este chico, es ralmente muy-"
Pero algo interrumpió sus pensamientos, sintió como algo tocaba su brazo, y cuando volteo para ver de que se trataba se encontro con la cabeza de Chinen recargada en su hombro.
-Hey! Recargate en otro lado-
Pero fue inutil, Chinen ni siquiera se movió, curioso, observo detenidamente el rostro de Chinen.
"-Pero que... Esta completamente dormido!-"
Por alguna extraña razón no podía dejar de observar el rostro de Chinen, lucía tan... lindo.
Sin darse cuenta, lentamente comenzó a acercarse al rostro de Chinen, era como si una fuerza extraña lo acercara cada vez más al chico.
Su labios estaban a escasos centimentros de los suyos, podia sentir la suave respiración de Chinen sobre su rostro, cerca, cada vez más cerca.
Pero entonces un estruendoso ruido lo hizo reaccionar y reincorporarse de inmediato, el tren había llegado.
Nervioso, comenzo a sacudir a Chinen.
-¡Hey! Ya llego el tren! Despierta! Hey!-
Pero nada, si no fuera por que podia sentir su respiracipon podría asegurar que estaba muerto, no reaccionaba por más que le gritara y por más que lo moviera.
El tren estaba a punto de irse, no había más opsión, rápidamente cargo a Chinen sobre su espalda y entró rápidamente al tren.
Mientras el tren avanzaba una duda lo invadio.
"-¿Y ahora que hago? No se ni en donde vive y no se despierta-"

1 comentario:

Sorenike dijo...

Waaaa más más, voy a seguir leyendo. Que vicio *_*

Publicar un comentario

Lo has leído y... ¿Te gusto? ¿No? ¿Sientes que algo faltó?
¡Me encantaría saber tu opinión sobre lo que acabas de leer! ^O^ Así que no dudes en hacérmelo saber, así podré mejorar un poquito más :3
De igual forma: ¡GRACIAS POR LEER!