lunes, 15 de marzo de 2010

Beside You [Cap. 12 -FINAL-]

Capitulo 12

Sin decir nada, se quedó observando como Ryutaro acomodaba todo, extraordinariamente con un orden casi perfecto.
-Listo-
Dijo Ryutaro con una expresión de completa satisfacción en el rostro.
-¿Seguro que vas a dormir ahí?-
-Por supuesto, además no puedes quejarte, no dormirás solo, así que deja de quejarte y mejor ponte cómodo-
-Pero si no me estoy quejando, yo solo preguntaba, pero si tu insistes-
Y tratando de no demostrar demasiado interés, se sentó sobre la cama y cruzo los brazos.
-¿Quieres algo para dormir? Me refiero a ropa más cómoda-
-No, así estaré bien, gracias-
-Bien, entonces, ponte cómodo, yo iré a cambiarme, no tardo-
Chinen asintió y observó como Ryutaro salía de la habitación con lo que parecía su pijama en la mano.
El sólo se quitó el pantalón y lo dejó tirado a un costado del suelo, junto a su cinturón, después acomodó las sabanas y se recostó en la cama.
Instantes después entro Ryutaro con una pijama bastante seria, de una tela parecida a la seda, color azul marino con rayas blancas, el modelo era fresco, muy holgado, y la camisa era de botones, pero aún así dejaba ver un poco del pecho del chico.
-Nunca dejaras de sorprenderme ¿cierto?-
Preguntó Chinen desde la cama.
-¿Por qué la pregunta?-
Dijo Ryutaro un poco confundido, la mayoría de las veces no lograba entender los comentarios irónicos o sarcásticos de Chinen.
-No es nada, buenas noches-
Dijo este mientras se recostaba en la cama y se cubría con las cobijas.
-Buenas noches-
Respondió Ryutaro, después apagó la luz y aunque la habitación se encontraba completamente obscura, logró llegar hacia el futón con facilidad.
Solo transcurrieron unos minutos, obviamente Chinen no lograba conciliar el sueño, tal vez se debía a que sabía que Ryutaro estaba demasiado cerca, y más sin embargo deseaba un poco más de cercanía, no podía evitarlo, después de todo, ¿Qué tenía de malo?
Así que cuidadosamente rodó sobre la cama, hasta llegar a la orilla, ahí se asomo un poco, Ryutaro al parecer estaba dormido, o al menos tenía los ojos cerrados, eso era un hecho, al ver esto no pudo evitar el sonreír con una pizca de malicia, sabía perfectamente lo que debía hacer ahora.
Lenta y silenciosamente se bajó de la cama, camino muy cuidadosamente hacia el futón y se recostó junto a Ryutaro, acurrucándose en a su lado.

A decir verdad, Ryutaro tampoco podía dormir, sentía que era una especie de desperdicio que Chinen estuviese tan cerca de el y no pudiera hacer nada, intento solo mantener sus ojos cerrados, tal vez así el sueño llegaría pronto y se olvidaría de todo eso.
Hasta que de pronto, pudo sentir como alguien se acostaba a su lado, era más que evidente que no podía tratarse de nadie más que de Chinen.
-¿Qué haces?-
-Lo siento, pero no puedo dormir-
Cuidadosamente Ryutaro se giró para tener a Chinen enfrente, aunque no había luz podía estar seguro que lo miraba a los ojos.
-No dormirás bien aquí, anda, ve a la cama-
-No hables como si fueras mi madre, si vine aquí no fue para dormir en tu cama y tu en este futón-
-¿Entonces que es lo que esperas?-
Preguntó Ryutaro un poco ingenuo.
-No lo se, tal vez, solo… estar a tu lado-
Y antes de que Ryutaro pudiera decir algo más, lentamente se acurrucó en su pecho.
-Solo quiero estar realmente a tu lado-
La voz de Chinen había sonado tan suave y frágil, que Ryutaro no tuvo más opción que abrazarlo tiernamente, pegándolo un poco más a su cuerpo para después darle un tierno beso en la cabeza.
-Creo que ahora si podré dormir-
Dijo Chinen, pero después de decir estas palabras se alejó unos escasos centímetros del pecho de Ryutaro, después lo miró fijamente a los ojos y lo besó tiernamente en los labios, este respondió casi de inmediato a este beso, y como si ambos hubiesen dicho lo que deseaban con ese beso, lo alargaron un poco más.
Lentamente Ryutaro tomo el rostro de Chinen con ambas manos, acariciando su nuca suavemente, después este comenzó a infiltrar su manos por debajo de la camisa de Ryutaro, acariciando suavemente su pecho.
Poco a poco la temperatura corporal de ambos iba en aumento, aquellos suaves y tiernos besos comenzaban a llenarse de algo más, algo llamado pasión, jugando con sus lenguas, saboreándose en cada beso.
Hasta que ambos se separaron para tomar un poco de aire, entonces fue cuando Ryutaro dijo en un tono muy sarcástico.
-Creí que habías dicho que ahora si podrías dormir-
Y con una sonrisa bastante traviesa Chinen respondió.
-Ahora he cambiado de opinión-
Después de mirarse y sonreírse, volvieron a besarse con la misma intensidad de antes.
Poco a poco ambos chicos fueron tomando su ritmo, hasta que de pronto, y sin dejar de besar a Ryutaro, Chinen tomó un poco de impulso y de un solo movimiento se colocó encima del menor, realmente no le costó trabajo alguno, puesto que, como era evidente, era algo que simplemente debía ocurrir.
Al estar sobre Ryutaro, lentamente Chinen dejó de besar su labios, para comenzar a recorrer suavemente su cuello, y mientras lo hacía acariciaba su pecho por encima de la camisa de la pijama.
Enseguida dejó de devorar el cuello de Ryutaro y comenzó a desabotonar lentamente aquella camisa, mientras con una mano lo hacía, con la otra iba acariciando lo que iba quedando al descubierto del desnudo pecho de Ryutaro.
Cuando terminó de desabotonar aquella camisa, comenzó a besar el desnudo pecho del menor, después de saborear la suave piel de Ryutaro, en cuánto hubo llegado a la cintura, comenzó a bajarle el pantalón junto con su ropa interior, pero antes de que pudiera hacer lo siguiente, escuchó a Ryutaro decir.
-Espera… no… yo-
A decir verdad no sabía como decirlo, así que ya sin camisa, y con el pantalón a medio bajar, se incorporó un poco solo para tomar el rostro de Chinen con sus manos de nuevo y volverlo a besar tiernamente, este dejándose llevar solamente sintió como Ryutaro lentamente se acomodaba para intercambiar posiciones, aunque el trabajo que el debía hacer era un poco menos, puesto que Chinen solo llevaba encima una camisa y su ropa interior, así que ya teniendo al mayor debajo de el, comenzó a besar lentamente su cuello, al mismo tiempo que acariciaba su pierna con suavidad, hasta que de pronto, y sin dejar de besarlo, su mano llegó hacia su ya despierto miembro, entonces lentamente le quitó la ropa interior y comenzó a masajearlo, de arriba hacia abajo a un ritmo lento y suave.
Inevitablemente Chinen comenzó a dejar salir pequeños gemidos de placer, entonces de pronto, Ryutaro comenzó a masajearlo con más fuerza, provocando que los gemidos de Chinen fueran cada vez más intensos, fue cuestión de tiempo para que este se corriera por completo sobre la mano de Ryutaro, completamente agotado, respirando a un ritmo acelerado, pero deseoso de continuar.
Al mismo tiempo que terminaba de proporcionarle placer a Chinen, había dejado una pequeña marca en el cuello de este, después de todo lo había besado con demasiada insistencia sobre el mismo sitio.
Así que de pronto, Ryutaro le quitó a Chinen la camisa de un solo movimiento, dejando al chico completamente desnudo.
De inmediato Chinen notó esto, pero no iba a permitir que esta desigualdad permaneciera, así que mientras besaba a Ryutaro de nueva cuenta en los labios, le quitaba rápidamente el pantalón y su ropa interior, esta vez Ryutaro no lo detuvo, pero entonces este comenzó a besar el desnudo pecho de Chinen, aquellos besos eran tal delicados y tiernos, que pensaba que se volvería loco, pero como si ese un fuese placer suficiente, mientras Ryutaro no dejaba de besarlo, comenzó a introducir uno de sus dedos en la entrada de Chinen, provocando que este gimiera un poco más fuerte que antes, y arqueaba la cintura ligeramente, acostumbrándose poco a poco a aquella sensación, que en un principio era extraña, pero que después comenzaba a ser demasiado placentera.
Ryutaro comenzó a sentir que Chinen ya estaba listo para lo siguiente, puesto que comenzaba a mover su cuerpo al ritmo de sus dedos, entonces decidió sacarlos lentamente, y sin decir nada más, se colocó encima del mayor, ambos se miraron a los ojos, estaban completamente bañados en sudor, la respiración de Chinen era un poco agitada, pero como si estuviese deseando el siguiente paso, abrió ligeramente sus piernas, insinuando estar listo para recibir a Ryutaro, este comprendió el mensaje, se inclinó para besar a Chinen y cuando aquel beso fue más profundo, Ryutaro comenzó a penetrar lentamente a Chinen, este al sentir el miembro del menor en su interior, no pudo evitarlo, y aferrandose de inmediato al cuerpo de este, lo mordió ligeramente en el labio, separándose ambos de aquel intenso beso, para concentrarse en aquel exquisito placer que estaban experimentando en esos momentos.
En un principio las embestidas fueron lentas y cuidadosas, pero poco a poco estas comenzaron a aumentar hasta que llegaron a un ritmo realmente acelerado, al punto de que ambos comenzaron a dejar salir fuertes gemidos.
Y entonces el momento llegó, y con una fuerte embestida, Ryutaro dejó salir su blanco liquido en el interior de Chinen, dejándole a este la cálida sensación de este liquido recorrer su interior.
Completamente agotado y con la respiración muy agitada, salió muy despacio del interior de Chinen, y lo único que logró hacer fue dejarse caer bocabajo a su lado, después se giró para tomar a Chinen entre sus brazos y tomar un poco más de aire.
Ryutaro podía sentir la agitada respiración de Chinen sobre su desnudo pecho, pero eso no le importaba, después de todo era una sensación bastante agradable.
-Ryu-chan, esto fue-
-No lo digas-
Lo interrumpió.
-¿sabes algo? Te Quiero-
Logró decir antes de quedarse dormido.
-Bueno no, no te quiero-
-¿A no?-
Preguntó Ryutaro un poco sorprendido.
-No, no te quiero, más bien creo, no, estoy seguro de que Te Amo-
Ryutaro no pudo evitarlo y abrazó más fuerte a Chinen, después le susurró al oído.
-Igual yo Te Amo-
La suave voz de Ryutaro recorrió todo su ser, llenándolo de una alegría inmensa, y entonces fue así como ambos se quedaron profundamente dormidos.

Al día siguiente todos los JUMP tenían más trabajo, Yuto y Ryosuke llegaron juntos, y de muy buen humor.
-¿De nuevo juntos? ¿Pues ustedes que ya viven juntos?-
Preguntó Hikaru, Ryosuke miró de reojo a Yuto y respondió.
-No creo que sea una mala idea-
Y sin fijarse mucho en la expresión de sorpresa de Hikaru, ambos entraron al salón de ensayos.
Minutos después llegaron Chinen y Ryutaro, ambos tomados de la mano.
-Vaya, que cariñosos-
Dijo Hikaru al verlos, pero lo que llamo su atención fue la pequeña marca que lograba verse en el cuello de Chinen y una cicatriz que tenía Ryutaro en el labio.
-¿Una noche difícil chicos?-
Preguntó en tono de broma sin imaginarse la respuesta.
-Es culpa de Ryutaro que insiste en marcarme-
-Eso no es verdad-
Replicó este en su defensa, y sin hacerle más caso a Hikaru ambos entraron también al salón, por segunda ocasión Hikaru estaba completamente sorprendido, pero por si esto no fuera poco, enseguida, llegaron Daiki y Keito, ambos al parecer llegaron de lo más normal, a excepción de que Keito abrazaba a Daiki por el hombro y le susurraba cosas al oído causando que este dejara salir alguna que otra risita.
-¿Y ustedes que? ¿Apoco ya se decidieron?-
Ambos se miraron y Keito le dirigió una sonrisa a Hikaru.
-Vamos amigo, deja de envidiar a los demás y ya haz algo por ti-
Y con esto, ambos entraron al salón, por tercera ocasión Hikaru estaba totalmente en un estado de shock, ¿en que momento se habían juntado esas tres parejas?

Varias semanas después, la relación entre Daiki y Keito había progresado bastante, ya habían pasado su primera noche juntos, siempre trataban de buscar el momento de acompañarse mutuamente, ambos habían olvidado a sus primeros amores con facilidad, habían comprendido que lo que sentían el uno por el otro era mucho más fuerte que lo que habían sentido en el pasado por otras personas, aunque después de tanto tiempo, a Daiki aún le avergonzaba un poco tomarse de la mano con Keito, aunque este le dijera incontables veces que no había de que preocuparse y seguía insistiendo, pero no había mucho que hacer, Daiki era así y Keito estaba ya muy acostumbrado a el, pero disfrutaba verlo completamente apenado cuando el susurraba cosas cursis al oído con cierto tono de voz seductor, era divertido ver la expresión de Daiki, y más cuando había gente alrededor, pero aún así ambos eran completamente felices y pensaban permanecer así por mucho tiempo más.

Por otro lado, la relación de Ryutaro y Chinen subía de nivel más rápido, ya estaban a punto de comenzar a vivir juntos, solo faltaba consultarlo con sus padres, pero ambos ya habían estado a punto de ser descubiertos en ciertas situaciones en más de una ocasión en diferentes lugares.
Una vez Yuto los encontró en las regaderas, pero salió corriendo, y Chinen tranquilizó a Ryutaro diciéndole que Yuto no diría nada, que el no era así y que no había de que preocuparse.
Aunque después de esa experiencia, ambos seguían provocándose después del trabajo, aunque Chinen ya no aparecía con marcas en el cuello con tanta frecuencia como antes, y Ryutaro comenzaba acostumbrarse a llevar un curita en el labio al menos una vez por semana.
Pero aún así, ambos era completamente felices, pasaban todo el tiempo juntos, yendo de un lugar a otro, sin importarles caminar de la mano por las calles.

Y por ultimo, Ryosuke y Yuto, ambos estaban realmente satisfechos con su relación actual, aunque ellos intentaban ser un poco más discretos ante los demás, era evidente que todo el tiempo estaban juntos, y Ryosuke no dejaba de monopolizar a Yuto cada vez que alguien quería acercarse demasiado a el aunque solo fuese en un plan de amigos.
Las visitas de Ryosuke a casa de Yuto eran frecuentes, al igual que las de Yuto a la casa de Ryosuke, pero ante la mirada de sus padres, ambos no eran más que muy buenos amigos.
Una noche, antes de subir al escenario, Yuto y Ryosuke se encontraban juntos, extrañamente Yuto estaba más nervioso de lo normal y Ryosuke se dio cuenta de ello.
-¿Estas bien? Estas demasiado nervioso-
-Lo se… estaré bien-
-Tranquilo, todo saldrá bien-
Y sin más, jaló a Yuto de la corbata y lo beso dulcemente en los labios, ahora Yuto estaba ligeramente ruborizado.
-Yo estaré a tu lado, ¿Qué puede pasar?-
-Tienes razón-
Respondió ya mucho más relajado mientras sonreía.
-No olvides, que siempre estaré a tu lado-
Le dijo Ryosuke mientras tomaba la mano de Yuto.
-Eso lo sé-
-Bien, pues entonces, vayamos-
-De acuerdo-
Ambos se sonrieron y comenzaron a caminar rumbo a la plataforma que los subiría al escenario, y antes de que esto sucediera, Ryosuke volvió a besar a Yuto, esta vez fue un beso más profundo, pero lleno de ese sentimiento que los unía, y justo antes de subir al escenario, Yuto logro escuchar a Ryosuke decir.
-Siempre a tu lado-
Después la luz del escenario lo cegó un poco, y el espectáculo comenzó, esta vez el nerviosismo desapareció, dejando en su lugar una gran felicidad, con la seguridad de que Ryosuke siempre estaría ahí para el, y el siempre estaría para Ryosuke, siempre a su lado.

F I N

4 comentarios:

lylyan dijo...

♥♥♥♥♥♥loko loko adorable adorable!!!!♥♥♥♥♥
jejeje disfrute muchoo este ficc waaa esta mega increiblee!!!!
jajajaja mori de la risa imaguinando a chichan en el final jeje!!! en verdad esos niños cresen muy rapido!!!!
jejeje
kyaaa me parese mega dorable daichan con keito waaa simplemente adorables ♥.♥!!!!!!
jejeje mientras el Yamajima omg!!!!!!!
amo tanto esa parejitaaa k asadafaasdsa amee ese lemon!!!
waaa imaguinarmelos juntos ....y asii waaa ase k en las noches sueñe k pasara despues!!!1
denuevo gracias por subir fics asi d lindo!!!!XD

lili kazuya dijo...

KAKOI KAKOI MUY BELLO, ME MATA TU TRABAJO

AmiS dijo...

es increible volver a leerlo... a decir verdad es la quinta vez... pero recien comento..qe bruta >o<
*O*

Anónimo dijo...

Lo ame !!!!!! Valió la pena
Pasar el día leyendo el finc
A un q pensé q no me hiba
A gustar el okadai? Algo así
Pero me encantó esta pareja
Me super encanto
Oficialmente me declaró
Tu fan

Publicar un comentario

Lo has leído y... ¿Te gusto? ¿No? ¿Sientes que algo faltó?
¡Me encantaría saber tu opinión sobre lo que acabas de leer! ^O^ Así que no dudes en hacérmelo saber, así podré mejorar un poquito más :3
De igual forma: ¡GRACIAS POR LEER!