miércoles, 10 de marzo de 2010

[OneShot] Mi Locura



Titulo: "Mi Locura"
Genero:
Yaoi / Shounen Ai
Pareja: Nakajima Yuto / Yamada Ryosuke
Capitulos: One Shot
Autora: Ayaa


Mi Locura

“Siempre hemos sido buenos amigos, siempre que te he necesitado has estado a mi lado, pero últimamente hay algo en ti que me vuelve completamente loco, cada vez es mas difícil controlarme, no se por cuanto tiempo más podré estar así”

Esto pensaba Ryosuke mientras observaba a lo lejos a Yuto, el cuál estaba por terminar con su sesión fotográfica.
-Yama-chan! Es tu turno-
-¿Eh?-
La voz de Chinen lo sacó por completo de sus pensamientos.
-Anda! Yuto ya terminó, es tu turno!-
Le dijo al mismo tiempo que lo empujaba por detrás, y aún un poco distraído caminó en dirección al fotógrafo para que este le diera las indicaciones necesarias, pero en el camino se cruzó con Yuto, el cual solo le dirigió una sonrisa.
-Necesito que tomes el arma entre tus manos, como si estuvieras preparando algún ataque, ¿entendido?-
Le indicaba el fotógrafo, pero Ryosuke seguía tan distraído que hizo las cosas mal, buscándose unos cuantos regaños.

-¿Qué te paso hoy? Estuviste pésimo, normalmente el que es más regañado es Hikaru, pero hoy te llevaste el record-
Le dijo Yuto un poco preocupado.
-No lo se, tal vez hoy no sea mi día-
-¿Por qué lo dices?-
-No lo se-
Dijo secamente, no podía decirle a Yuto lo que estaba sucediendo con el, simplemente era algo extraño, y eso era lo que mas lo enfurecía.
-A ti te ocurre algo, sabes que puedes decirme cualquier cosa-
-No lo creo…-
Dijo en voz baja, Yuto tuvo que hacer un gran esfuerzo para lograr escuchar lo que Ryosuke había dicho.
-¿Acaso ya no confías en mi?-
-No es que no confíe en ti, simplemente es algo que no puedo decir por que ni siquiera se como decirlo ¿me entiendes?-
-La verdad… no-
Ryosuke suspiró profundo para no perder la paciencia.
-Olvídalo, de todas formas es mejor que no lo sepas-
-Eso es cruel, no es normal que guardes secretos-
Reprochó Yuto.
-Mejor olvidemos este tema, es hora de irnos-
Y sin más que decir, Ryosuke se puso de pié, tomo sus cosas y salió del camerino, dejando a Yuto solo.
“-¿Qué es lo que le pasa?-”
Pensó Yuto.
“-¿Acaso ya se dio cuenta de que yo…? No… no lo creo…-”
Así que sin mas que poder imaginar y mucho menos que hacer, también tomó sus cosas y salió casi corriendo para lograr alcanzar a Ryosuke.

Al día siguiente, Yuto iba rumbo a la escuela, afortunadamente ese día no había ningún trabajo para los JUMP, a excepción de Ryosuke, el cuál aún estaba en las grabaciones de su nuevo drama.
-Buenos días Yuto-
Lo saludo Chinen.
-Chinen-kun, buenos días-
-¿Tienes algún plan para esta tarde?-
-¿Un plan?-
Preguntó Yuto un poco curioso.
-Ya que hoy no habrá trabajo, quería saber si quisieras venir con nosotros al karaoke esta tarde-
-¿Quiénes irán?-
-Bueno, estarán Hikaru, Yabu, Keito, Ryutaro y yo-
-Oh…-
Chinen dejó salir una pequeña risita al ver la cara de Yuto.
-Sabes muy bien que Ryosuke esta ocupado, no podemos invitarlo-
Le dijo Chinen con una picara sonrisa en los labios.
-¿Eh?-
-No trates de ocultarlo, tu cara de decepción al no escuchar que Yama-chan no estará es más que obvia-
Yuto había sido completamente descubierto, o al menos en esa situación, no sabía hasta dónde podría saber Chinen, pero no iba a arriesgarse preguntando.
-De acuerdo, no tengo nada que hacer-
-Perfecto, nos vemos en el karaoke de siempre a las cinco de la tarde, no llegues tarde-
Y dándole una palmadita en la espalda, Chinen se alejó.

El resto del día transcurrió sin novedad alguna, las clases pasaron como siempre, algunas más pesadas que otras, pero la ausencia de Ryosuke en el salón de clase era muy evidente para el, después de todo siempre estaba con el a cada momento, y desde que estaba más ocupado de lo normal, casi no convivía con el.
“-Quiero verlo…-”
Pensó Yuto mientras dejaba salir un suspiro.
-No es el momento de estar suspirando Nakajima-kun, ¿Por qué no mejor pasa a resolver el siguiente problema?-
La profesora lo había visto, ahora los ojos de todos sus compañeros estaban sobre de el, así que no tuvo más opción que ponerse de pie y pasar al pizarrón.
-Y bien, ¿Podrá resolverlo o seguirá suspirando en mi clase Nakajima-kun?-
-Lo siento-
Se disculpó con una pequeña reverencia.
-Pase a su lugar, y si esto vuelve a ocurrir se ganará un buen reporte-
-Si…-
Y más que apenado, volvió a su lugar, tratando de concentrarse de nuevo.
Al terminar las clases, guardó sus cosas, no tenía nada más que hacer así que se marchó a casa.

Eran las cinco en punto y se encontraba de pie afuera del karaoke, no estaba seguro de querer entrar, su ánimo no estaba muy elevado, pero entonces vio que Chinen se acercaba a el.
-¿Qué haces aquí afuera? Vamos entra! Los demás ya llegaron!-
Y empujándolo lo hizo entrar al lugar.
Estando ya en la sala del karaoke, todos saludaron a Yuto, todos ya estaban a punto de comenzar con la diversión, incluso ya habían pedido sus bebidas, a Yuto le sorprendió bastante que Ryutaro hubiese accedido a ir, después de todo el no era muy afecto a ese tipo de cosas, pero la situación le decía que había sido “convencido” por Chinen, sin embargo estas eran solo sospechas suyas, no estaba completamente convencido de ello, así que solo se limitó a tomar asiento junto a Ryutaro e intentar entablar conversación con el, mientras Hikaru y Chinen comenzaban a cantar.
-Me sorprende que hayas venido Ryutaro-
-¿Si?… bueno, yo también estoy sorprendido de estar aquí-
Respondió con una débil sonrisa.
-¿Puedo preguntarte algo?-
-Claro-
Accedió Ryutaro con normalidad.
-Tu y Chinen están…-
-¿Saliendo? Bueno, algo así-
-¿En serio?-
Si no hubiese sido por la música, todos hubiesen escuchado el grito de Yuto.
-¿Desde cuando?-
-Desde hace un mes-
-¿Un mes?-
Yuto estaba completamente sorprendido.
-¿De que te sorprendes? Tu de seguro llevas más tiempo con Ryosuke ¿cierto?-
-¿Eh?-
Esta pregunta provocó que Yuto se sonrojara por completo, pero gracias a las luces, Ryutaro no se dio cuenta de eso.
-Te equivocas, el y yo solo somos amigos… solo eso-
-Ya veo… ¿Pero a ti te gusta cierto?-
La pregunta de Ryutaro había sido demasiado directa, Yuto estaba nervioso, no sabía que responder.
-Esta bien si no quieres responder-
En ese momento Chinen se acercó a ellos.
-Ryu-chan, ven a cantar conmigo-
Y jaló a Ryutaro del brazo, poniéndolo de pie y dándole un micrófono.
Mientras tanto Yuto se quedo confuso, era cierto que le gustaba Ryosuke, pero en realidad no comprendía del todo el significado de esa palabra, el peso que esta podría tener con respecto a sus sentimientos.

Rato después, casi todos se encontraban cantando y divirtiéndose cantando sin parar, Yuto solo los observaba y no dejaba de reír con las cosas que hacían todos, todo iba bien, hasta que de repente, Yuto tomó el vaso equivocado y se bebió lo que Yabu había pedido.
De pronto, comenzó a sentirse mareado, se había bebido casi todo el contendido de vaso, el cual era más grande de lo normal, y sin darse cuenta, comenzaba a reírse sin razón alguna, aplaudía torpemente, todo le daba vueltas pero parecía no importarle en lo absoluto, entonces, mientras los demás seguían cantando, Yuto bebió el resto del liquido embriagante, de rato, un mesero entro con más bebidas, y sin pensarlo dos veces, identificó la bebida alcohólica y de un solo trago se la terminó, esto no lucia nada bien, Yuto comenzaba a estar fuera de control, y al parecer Chinen se había percatado de este hecho.
-¡Yuto! ¿Pero que hiciste?-
-Se terminó mi bebida-
Expresó Yabu bastante preocupado.
-Esta completamente ebrio-
Dijo Hikaru mientras observaba como Yuto no dejaba de reírse.
-¡Vamos! ¡Vamos! ¿Por qué no cantan? ¡Vamos!-
Gritó Yuto mientras se ponía de pie, hubiese tropezado si Yabu no lo hubiese agarrado.
-Tenemos que llevarlo a su casa, no puede quedarse así-
Sugirió Yabu.
-No podemos hacer eso, si en su casa lo ven así tendremos problemas, no olvides que aún es menor de edad y no puede beber-
Dijo Chinen.
-Llevémoslo a tu departamento Yabu-
Sugirió Hikaru.
-Pero…-
-Si, yo llamaré a su casa diciendo que se quedará conmigo-
Dijo Chinen al mismo tiempo que sacaba su teléfono móvil del bolsillo, pero justo en ese momento, alguien entro al lugar.
-Perdón por llegar tarde, tuve que quedarme un poco más de tiempo en el estudio-
-¡Yama-chan!-
Gritó Yuto al ver entrar a Ryosuke.
-¿Yuto? ¿Qué ocurre?-
Preguntó un poco confundido mientras veía como entre Yabu y Hikaru sostenían a Yuto con un poco de dificultad.
-Pensamos en llevarlo al departamento de Yabu, si en su casa lo ven así tendremos problemas, y el también-
-De acuerdo, déjenme ayudar-
Dijo mientras tomaba a Yuto, tomando el lugar de Hikaru.

Minutos después, ambos ya estaban en el departamento de Yabu, lentamente Ryosuke recostó a Yuto sobre la cama, el cuál ya estaba completamente dormido.
-¿Y ahora que hacemos?-
Expresó Yabu mientras observaba a Yuto.
-Yo puedo quedarme con el, para que no se quede solo con Yabu-
Dijo Ryosuke.
-¿Seguro?-
Preguntó Yabu.
-De acuerdo Yama-chan, de todas formas Yabu tenía planes de ir a casa de Hikaru, ¿cierto?-
Dijo Chinen mientras le daba un codazo en las costillas a Yabu.
-¿Eh? Pero-
-Por supuesto! No puedes romper con esa promesa Yabu-
Menciono Hikaru, entendiendo a la perfección las intensiones de Chinen.
-Así que nosotros ya nos vamos, sabemos que Yuto se queda en buenas manos, cualquier cosa que ocurra, llámanos, ¿de acuerdo?-
-¿Se van todos?-
Preguntó Ryosuke mientras veía como todos se acercaban a la puerta, listos para irse.
-Claro, yo tengo que llegar a casa, ¿Cierto Ryu-chan?-
Ryutaro solo afirmo con la cabeza.
-Además no tenemos nada que hacer aquí-
Dijo Keito muy tranquilo.
-¿Eh?-
-Olvídalo, de todas formas, acabas de decir que puedes quedarte con el, así que contamos contigo-
Dijo Hikaru.
-Pero…-
Y ninguno de los chicos escucho a Ryosuke, así que se marcharon sin decir nada más, dejando a Ryosuke completamente solo con Yuto, quien dormía profundamente.
“-¿Y que se supone que voy a hacer yo solo?-”
Se preguntó mientras se rascaba la cabeza y miraba a su alrededor, tal vez sería buena idea solo esperar a que Yuto se despertara, después se iría a casa.
Pero no contaba con que en esos momentos, Yuto comenzara a hablar dormido. Sin embargo Ryosuke no distinguía muy bien lo que este balbuceaba, así que se acercó un poco más, ya que la curiosidad por escuchar lo que Yuto decía dormido era grande.
-Yo… Ryosuke… yo… tu…-
“-¿Eh? ¿Yo que?-”
Pensó mientras observaba confundido a Yuto, entonces, este comenzó a despertar lentamente.
-¿Do… dónde estoy?-
Preguntó confundido mientras se frotaba la cabeza.
-En el departamento de Yabu-
Respondió Ryosuke mientras se alejaba un poco de el.
-¿Qué hago aquí? Y.. ¿Tu que haces aquí?-
Ryosuke suspiró profundo.
-Una pregunta a la vez por favor, estas aquí por que te embriagaste en el karaoke y no podíamos llevarte así a tu casa, y yo estoy aquí para cuidarte, todos se fueron, así que me dejaron contigo-
Yuto se puso un poco nervioso y avergonzado al escuchar estas palabras.
-¿Pero no se supone que tienes trabajo?-
-A esta hora normalmente ya estoy en mi casa, por si no lo has notado ya es bastante tarde, Chinen me llamó para que fuera un rato al karaoke, pero jamás imaginé que llegaría a encontrarte en ese estado-
Dijo Ryosuke mientras se cruzaba de brazos y veía fijamente a Yuto.
-¿Qué hice?-
-Me llamaste “Yama-chan”-
Respondió en tono de burla mientras se acercaba ligeramente al rostro de Yuto.
-¿De verdad?-
-Por supuesto, puedes preguntarle a los demás si no me crees-
Yuto estaba confundido, tal vez por que el efecto del alcohol aún no disminuía del todo.
-¿Y los demás?-
-Se han ido, solo estamos aquí tu y yo-
Dijo Ryosuke con una tranquilidad que provocó cierto nerviosismo en Yuto.
-¿Todos? ¿Incluso Yabu?-
-Todos-
¿Por qué los habían dejado solos? Esto no tenía sentido, extrañamente comenzó a sentirse muy nervioso, no sabía que mas decir.
-¿Hay algo de malo en que estemos solos?-
Preguntó Ryosuke con un tono curioso.
-No, no es nada malo…-
Respondió Yuto con un nerviosismo más que evidente.
-Parece que no te agrada, si ya te sientes mejor puedo acompañarte a tu casa-
Dijo Ryosuke mientras se ponía de pie y se alejaba unos pasos, pasando justo al lado de Yuto, entonces este, instintivamente, sin saber lo que realmente hacía, tomo a Ryosuke del brazo.
-No te vayas… digo… no es necesario, ya es tarde, mejor hay que quedarnos aquí hasta mañana…-
Ryosuke se quedó paralizado, casi podía asegurar que Yuto le rogaba por que no se fuera de su lado, pero tal vez solo estaba imaginando cosas.
-Tranquilo, no actúes como un niño pequeño-
Dijo Ryosuke mientras reía torpemente y lograba liberarse del agarre de Yuto, el cual se sonrojo completamente al escuchar este comentario.
-Lo… lo siento-
Se disculpó torpemente al mismo tiempo que baja la cabeza para que Ryosuke no lo viera, pero a este le sorprendió ver como Yuto escondía la cara, así que se inclinó un poco para tratar de ver su rostro.
-¿De que te disculpas? Siempre haces lo mismo-
-Lo siento-
Se disculpo de nuevo, Ryosuke suspiro profundo al escuchar estas palabras.
-¿Lo vez? Siempre disculpándote-
Yuto seguía sin levantar la cabeza, Ryosuke estaba demasiado cerca de el, estaba demasiado avergonzado como para atreverse a verlo a la cara.
Mientras tanto, Ryosuke sentía ese impulso de nuevo, no pudo más y le pregunto algo a Yuto, algo que se preguntaba desde hace rato.
-¿Por que cuando hablas dormido dices mi nombre?-
Esto era increíble, además de haberse puesto ebrio, había hablado dormido, y lo peor era que Ryosuke lo había escuchado.
-¿Eh? ¿dije tu nombre? No lo recuerdo-
Dijo poniéndose bruscamente de pie.
-¿A dónde vas? Esa no es una respuesta-
Le dijo Ryosuke con un tono de voz ansioso.
-Ya te dije que no lo recuerdo, pude haber dicho cualquier otro nombre-
Respondió Yuto mientras caminaba fuera de la habitación.
-¿Ah si? Pero casualmente dijiste el mío, ¿Por qué no me respondes claramente y dejas de volverme loco?-
Esta vez, el tono en la voz de Ryosuke era un poco más duro que antes, como bien había dicho, estaba volviéndose loco, estaba seguro que tarde o temprano sus impulsos lo traicionarían y terminaría por hacer algo que desde hace mucho tiempo intentaba reprimir.
Por otro lado, Yuto estaba sorprendido, ¿a que se refería Ryosuke con esa pregunta? ¿Qué lo estaba volviendo loco? Si el que se estaba volviendo loco era el por no saber lo que estaba pasando con sus propios sentimientos.
-Ya te lo dije, no lo recuerdo-
-Si estas tan seguro de eso ¿Por qué no me ves a la cara?-
Replicó Ryosuke.
-No tengo por que darte una explicación sobre eso, ¿Qué es lo que te sucede? Actúas como un niño al molestarte por cosas como esta-
Gritó Yuto un poco desesperado, sin embargo, esperaba que Ryosuke le respondiera con el mismo tono elevado de voz, pero eso no sucedió, todo lo contrario, Ryosuke solo bajo la cabeza y dijo en voz baja.
-¿No has pensado que tal vez pienso otras cosas con respecto a eso? ¿No has pensado que tal vez… me alegre saber que me llamas en tus sueños?-
-¿Eh?-
Yuto estaba atónito.
-Hay algo que tengo que decirte-
-¿Decirme?-
-Si-
Respondió Ryosuke con firmeza, entonces, lentamente se acercó a Yuto, y sin más, lo abrazó tiernamente, rodeando su cintura con sus brazos.
-No me importa si tu no lo vez así, pero ya no puedo más con esto Yuto…-
Por otro lado, Yuto estaba completamente sorprendido, con mucho esfuerzo logro decir.
-¿Qué es… lo que me tienes que decir?-
-¿No lo adivinas?-
-No… creo que no…-
Ryosuke dejo salir una pequeña risita, después, aferrandose más al cuerpo de Yuto, dijo con voz suave.
-Me gustas, en verdad me gustas demasiado, me vuelves loco, me haces actuar de forma extraña, siempre estoy pensando en ti, reprimiendo estos sentimientos que me pedían a gritos salir a la luz, y ahora, ya puedo decírtelo, en verdad Te Quiero-
Yuto estaba sorprendido por las tiernas palabras de Ryosuke, mientras este te aferraba más a su cuerpo, entonces, sin decir nada, abrazo de vuelta al chico, tomándolo con gentileza entre sus brazos.
-Muchas gracias, de verdad, no sabes lo feliz que me hace escuchar estas palabras, cuando yo siento exactamente lo mismo-
Dijo Yuto suavemente, entonces, Ryosuke se alejo escasos centímetros de su cuerpo.
-¿Lo dices en serio?-
Preguntó incrédulo.
-Por supuesto-
Respondió Yuto con una calida sonrisa.
-¿En verdad me quieres?-
-Claro que si-
-Entonces dímelo claramente-
Suplico Ryosuke, Yuto suspiró profundo y dijo con tranquilidad.
-Te Quiero-
Ryosuke dejo salir una sonrisa llena de satisfacción, estaba dispuesto a abrazar de nuevo a Yuto, pero este se lo impidió, tomando con ternura el rostro de Ryosuke con una de sus manos, acarició suavemente su mejilla, lentamente acercó su rostro al de el y entonces, unió sus labios con los de el, uniéndose ambos chicos en un profundo y dulce beso.
Ambos podían sentir los suaves y calidos labios del otro, lentamente ese beso se profundizó cada vez más, ambos dejándose llevar a un ritmo lento, suave y sobre todo, muy placentero.
Minutos más tarde ambos se separaron y se miraron fijamente a los ojos, entonces fue Yuto quien rompió con aquel hermoso silencio.
-Creo que con esto, ya tenemos algo más fuerte que una simple amistad ¿cierto?-
-¿Qué acaso es necesario que lo menciones?-
Dijo Ryosuke con una risita burlona.
-Bueno, solo por si acaso intentabas escapar-
En ese momento, Ryosuke soltó la cintura de Yuto, se puso de puntillas y rodeo el cuello su cuello con ambos brazos, acercando provocativamente su rostro al de Yuto.
-No creo poder escapar de esta locura-
-¿Así que para ti esto es una locura?-
Preguntó Yuto mientras abrazaba a Ryosuke por la cintura, pegándolo un poco más a su cuerpo.
-Así es, pero tu eres mi locura-
Y sin más, volvió a besar a Yuto en los labios, este respondió de inmediato, después lentamente se dirigieron rumbo a la habitación, sin dejar de besarse tiernamente.
No es necesario explicar con palabras lo que sucedió aquella noche, solo basta decir que ambos se entregaron el uno al otro completamente, hundiéndose más y más en aquella locura con cada caricia y con cada beso que se daban.
Y antes de que hubiesen caído totalmente rendidos, Ryosuke se acurrucó en el pecho de Yuto, este lo abrazó con ternura, entonces fue cuando Ryosuke dijo en casi un suspiro.
-Gracias por volverme loco-
Yuto sonrió un poco y solo abrazo con más fuerza a Ryosuke, después ambos se quedaron completamente dormidos, cubiertos solo por las sabanas.

Al día siguiente se levantaron muy temprano, después de todo estaban en el departamento de Yabu, y mientras Ryosuke acomodaba la cama, Yuto terminaba de darse un buen baño.
-Listo, solo espero que Yabu no se moleste-
-No lo creo, además no creo que nos diga nada-
-Tienes razón-
Ambos se sonrieron, tomaron sus cosas y salieron del departamento de Yabu.
Un poco más tarde, el dueño llegó acompañado por Hikaru.
-¿Crees que se hayan ido ya?-
-No lo creo… solo espero que no hayan…-
-¿Crees que lo hayan hecho?-
Pregunto Hikaru, después ambos se observaron fijamente y se rieron.
-No lo creo-
Dijeron al mismo tiempo, después entraron, todo parecía muy normal, Yabu se dirigió directamente a la habitación, la cual estaba como de costumbre, según el, pero fue Hikaru quien lo saco de esa tranquilidad.
-Yabu… ven un segundo…-
Entonces, Yabu se dirigió a la sala, en donde se encontraba Hikaru con una pequeña nota en las manos, este se la mostró a Yabu y al leerla se quedo completamente sorprendido.
“Lo sentimos, hemos ocupado tu cama para algo especial, así que solo tienes que lavar tus sabanas antes de irte a dormir”
-Esos chiquillos…-
Dijo Yabu mientras arrugaba el pequeño trozo de papel entre sus manos.

Mientras tanto, Ryosuke y Yuto caminaban por la calle, ambos tomados de la mano y dispuestos a seguir con su locura hasta que lograran llamarla de otra manera.


F I N

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusto mucho. en especial el final. me reí mucho con lo de la nota y la reacción de Yabu.

Friki Lunatiq dijo...

hahahahaha no maaaa
suspire y le roge a yuto qe se confesara hahaha
para luego morirme de la risa que groobie ^^ este fue mi primer yamajima xDD

Publicar un comentario

Lo has leído y... ¿Te gusto? ¿No? ¿Sientes que algo faltó?
¡Me encantaría saber tu opinión sobre lo que acabas de leer! ^O^ Así que no dudes en hacérmelo saber, así podré mejorar un poquito más :3
De igual forma: ¡GRACIAS POR LEER!