jueves, 18 de marzo de 2010

Smile me... [Cap. 10]

Capitulo 10

Al llegar a la escuela, todas las chicas se la pasaban murmurando, les parecía realmente impactante e interesante que Chinen estuviese tan cerca de Takaki, y por este simple hecho no se atrevían a acercarse a saludarlo.
En cuanto se separaron en el pasillo, ya que ambos tomaban caminos diferentes, Takaki notó que en cuanto estuvo a unos cuantos pasos lejos de Chinen, las chicas corrieron para acercarse a el.
-Chinen-kun, buenos días-
-Chinen-kun ¿acaso eres amigo de Takaki-kun?-
-Dinos Chinen-kun ¿por qué le hablas tanto a Takaki-kun?-

Sin embargo, Chinen solo les sonreía a estas chicas sin decirles nada, Takaki logró escuchar estas preguntas y no pudo evitar el molestarse ligeramente, pero tenía una idea, sin embargo lo haría después, ahora debía darse prisa o llegaría tarde a clase.
Cuando entró al salón, sorpresivamente, Yabu no lo saludó como de costumbre, pudo notar que este se encontraba con su grupo de amigos de siempre, platicando muy normalmente.
Takaki decidió no darle importancia y se fue directamente a su lugar, aunque no podía evitar el sentirse extraño, Yabu era el único que al menos le dirigía la palabra, y ahora parecía querer ignorarlo.
Y es que cuando escuchó la puerta abrirse, miró discretamente, era Takaki quien entraba, pero no tenía ánimos para hablarle, sintió una leve punzada en el pecho, pudo sentir como Takaki esperaba que lo saludara, pero no quería hacerlo.

Por otro lado, como de costumbre, Chinen estaba rodeado de chicas, había hecho todo lo posible por cambiarles el tema y hablar de otras cosas, de todo menos de Takaki, haciéndolas reír con comentarios tontos y haciendo sonrojar a alguna que otra chica con comentarios coquetos, al final la profesora entro al salón, obligando a todas las chicas a volver a sus respectivos lugares, causando el alivio de Chinen. “-¿Hasta cuando van a dejar de molestarme? Son tan tontas-”
Pensó mientras les lanzaba una fría mirada a las chicas que estaban acomodándose en sus lugares.
-Bien, hoy comenzaremos con la lección 23 de su libro de inglés-
Indicó la profesora, y de inmediato todos sacaron sus libros, pero para desgracia de Chinen, el lo había olvidado, enojado por eso, solo se limitó a sacar su cuaderno de notas, odiaba olvidar las cosas importantes.
De pronto, la profesora estuvo frente a el.
-¿Y su libro Chinen-kun?-
-Lo olvide-
Respondió con fastidio, entonces de inmediato la chica que estaba frente a el se giró y con su libro en la mano le dijo con voz chillante.
-Puedes usar el mío Chinen-kun-
Sin darse cuenta, Chinen miró a la chica de una forma muy fría, como si la odiara, y es que en realidad lo que más odiaba era ese tono de voz tan chillante y fastidioso, lo ponía de mal humor.
La chica al notar la fría mirada de Chinen miró al chico con asombro, entonces al ver la expresión de la chica se dio cuenta de que estaba actuando de una manera errónea, por lo que trato de remediarlo.
-No te preocupes, estaré bien, escucharé atentamente y tomaré mis notas, profesora, esto no volverá a ocurrir-
Dijo esto ultimo dirigiéndose muy sonriente a la profesora, después miró a la chica y le guiñó el ojo susurrándole un “Gracias” en tono coqueto que provocó de inmediato el sonrojo de la chica.
“-Son realmente fáciles de manipular-”
Dijo para sus adentros mientras la chica se giraba toda sonrojada, así la clase continuo sin mayor problema.

Takaki tomaba sus clases como de costumbre, aunque Yabu seguía sin dirigirle la palabra para nada, normalmente si este necesitaba algo, como goma o algo por el estilo, se lo pedía a Takaki, pero esta vez no era así y recurría a sus demás compañeros, esto comenzaba a ser muy extraño, y mientras lo observaba detenidamente pensó.
“-¿Será buena idea hablar con el?-”
Entonces, Yabu se sintió observado y automáticamente se giró para encontrarse con la fija mirada de Takaki, al principio se sorprendió un poco pero después desvió la mirada y se giró para continuar con sus apuntes.
“-Definitivamente tengo que hablar con el-”
Pensó, la actitud era muy extraña, pero hablaría con el después, ahora era la hora del descanso y tenía algo muy importante que hacer, así que guardó sus cosas lo más rápido que pudo y salió a toda prisa del salón, debía darse prisa.
Mientras tanto, Yabu solo observó como Takaki salía corriendo, podía imaginarse, e incluso asegurar, que iba a ver a Chinen, así que sintiéndose ligeramente lastimado, comenzó a guardar sus cosas y salió con un grupo de chicos rumbo a la cafetería.

Al fin el receso había llegado, necesitaba estirarse un poco, pero sobre todo, necesitaba ver a Takaki, estaba realmente ansioso, así que guardó sus cosas, estaba a punto de ponerse de pie cuando un grupo de chicas volvió a rodearlo.
“-¿Y ahora que quieren?-”
Pensó Chinen mientras las veía con un ligero fastidio casi imperceptible.
-Chinen-kun, ¿almorzaras con nosotras?-
-Esperamos que hoy no estés con Takaki-kun, no es que nos moleste, es solo que…-
-Pensamos que no es una buena idea estar cerca de alguien como el-
Chinen comenzaba a fastidiarse de esos comentarios, pero no podía decirles claramente todo lo que pensaba acerca de ellas, después de todo, aún tenía una imagen que cuidar.
-Aún no comprendo como es que puedes hablar con alguien como Takaki-kun-
-Es cierto-
Chinen estaba a punto de decirles, de una manera gentil, que lo dejaran en paz, de pronto, escuchó la voz de Takaki por detrás de aquellas chicas.
-Si me dirige o no la palabra es asunto de el ¿no lo creen?-
Asustadas, las chicas se giraron para encontrarse con Takaki, el cuál tenía una sonrisa burlona en el rostro.
-Si el esta o no conmigo no tiene nada que ver con ustedes ¿de acuerdo señoritas?-
Y abriéndose paso entre las chicas, se acercó a Chinen, se detuvo justo detrás de el y lo abrazó por la cintura, provocando una total expresión de sorpresa en todas las chicas.
-Ahora si me permiten, tengo hambre, hasta luego-
Entonces Takaki comenzó a empujar a Chinen, sin soltarlo, llevándoselo lentamente, obviamente el chico estaba ligeramente ruborizado, pero al mismo tiempo feliz, muy pocas veces Takaki actuaba así y era realmente cómodo ser llevado de esa forma por el, se sentía tan bien.
Mientras tanto, todas las chicas del salón estaban completamente en un estado de shock, no podían creer lo que había sucedido, hasta que una de ellas logro decir suavemente.
-¿Acaso dijo “Tengo hambre”?-
De pronto, todas se quedaron en silencio, al parecer analizaban la situación, después de unos segundos todas comenzaron a gritar como locas. Ahora había un gran misterio alrededor de Takaki y Chinen que hacia volar su imaginación, sin saber que tal vez todo eso fuese verdad.

-No tenías por que haber hecho eso-
Dijo Chinen mientras tomaba un poco de su jugo de uva y Takaki terminaba de comerse su último onigiri.
-¿Lo dices por que esto tal vez arruine tu imagen de niño conquistador?-
-No lo digo por eso, simplemente que las chicas y todos los demás ya hablan demasiado de ti, ahora habrá más motivos, será divertido ver tu cara cada vez murmuren algo pervertido cerca de nosotros-
De repente la expresión despreocupada de Takaki cambió por una de completo desagrado.
-No había pensado en eso-
Chinen comenzó a reírse muy fuerte, afortunadamente se encontraban aislados del resto de la escuela y nadie podía verlos ni mucho menos escucharlos.
-Todo esto es tu culpa-
-¿Por qué lo dices?-
Dijo Chinen aún riéndose entre palabras.
-Por tener a tantas niñas tontas a tu alrededor quejándose de que estas a mi lado, es realmente desesperante escucharlas-
-¿Así que las escuchaste?-
-Desde esta mañana-
-¿Y eso te afecta cierto?-
Takaki se quedó callado y solo suspiró un poco enfadado, de pronto, sin que se diera cuenta, Chinen lo abrazo del cuello y acerco su rostro demasiado al de el.
-Me encanta ver tu rostro molesto, eso me demuestra lo mucho que te preocupas por mi-
-Yo no-
Pero fue interrumpido por los labios de Chinen sobre los suyos, al principio se sorprendió un poco, pero solo pasaron un par de segundos para que respondiera a aquel beso.
Lentamente se besaban, era tan dulce y suave, ambos no tenían ninguna intensión de separarse, pero como todo lo que empieza debe terminar, tuvieron que terminar con el al escuchar la campana sonar, el descanso había terminado y debían volver a clase.
-No quiero volver-
Dijo Chinen sin soltar a Takaki.
-Anda, tenemos clase, nos veremos al terminar ¿de acuerdo?-
-No quiero-
-No me dejas opción-
Y poniéndose de pie, con Chinen aún colgando de su cuello, le dijo con voz amenazadora.
-Si continuas así, no me dejas más opción que-
Y sin terminar con la frase, junto sus fuerzas y cargó a Chinen.
-¿Qué pretendes Takaki?-
Preguntó este sorprendido.
-Te llevaré a tu salón.
-No puedes hacer eso-
Dijo Chinen completamente sonrojado y pataleando desesperado.
-No me dejas opción-
Y Takaki comenzó a caminar.
-¿A si? Pues si haces esto te besaré al llegar al salón frente a toda la clase-
Takaki se detuvo y miró fríamente a Chinen, acercó lentamente su rostro al del menor y le dijo con voz seductora.
-Quiero ver que te atrevas-
Pero Chinen no iba a ser derrotado tan fácilmente.
-No me retes Takaki-
Le dijo con el mismo tono seductor en la voz. Ambos estaban a punto de besarse de nuevo cuándo escucharon unas voces aproximarse, entonces Takaki bajó a Chinen rápidamente, esperaron a que no se escuchará nada, al parecer no habían sido descubiertos, y ante el repentino susto que acababan de experimentar, ambos se miraron y comenzaron a reírse torpemente.
-Será mejor volver, no quiero llegar tarde a mi clase-
-De acuerdo-
Respondió Chinen de mala gana, y ambos comenzaron a caminar rumbo al edificio, después ambos se separaron y cada uno partió rumbo a su salón.

En cuanto Chinen entro al salón, las miradas de todas las chicas que habían presenciado lo que Takaki había hecho, se clavaron en el como cuchillos, después comenzaban a cuchichear cosas a su espalda, pero Chinen pensó que no sería buena idea tratar de aclarar las cosas, después de todo lo que pensaran todas esas chicas no tenía importancia para Chinen.

Por otro lado, Takaki entró a su salón, como de costumbre nadie notó su presencia, pero eso no le importaba, lo que lo tenía realmente preocupado era la actitud tan distante de Yabu, así que antes de irse a su lugar lo localizó rápidamente, estaba muy cómodo conversando con una chica, pero eso no le importo, y antes de que el profesor llegará tenía que decirle algo.
-Perdón si interrumpo algo, ¿me permites un segundo?-
Dijo Takaki dirigiéndose a la chica para que se fuera, y eso hizo.
-Yabu, quiero hablar contigo, te espero al terminar las clases ¿de acuerdo?-
Y sin esperar respuesta, se dio media vuelta y se fue a su lugar, Yabu simplemente se quedó inmóvil, no sabía de que quería hablar Takaki pero no podía continuar ignorándolo de esa manera, así que decidió acceder a hablar con el más tarde.
Mientras tanto, en su lugar, Takaki sacó su teléfono celular de su bolsillo, lo abrió y comenzó a escribirle un mensaje a Chinen:

“Lo siento, tardaré un poco en salir de mi ultima clase,
Pero espérame en la entrada,
Ahí te veré ¿de acuerdo?”

Después presiono el botón -Enviar- y el mensaje se fue, a los poco segundos recibió una respuesta:

“De acuerdo,
Te esperaré, ¿acaso tienes algo
Importante por hacer?”

Takaki lo leyó y respondió cortamente.

“Así es,
Te explico luego”

Ya no hubo respuesta, y minutos después el profesor entro en el salón y la clase comenzó.

Todo el resto del día trascurrió sin más novedades, en cuanto el último profesor salió, Takaki guardó sus cosas y se acercó al lugar de Yabu, esperaron a que no hubiese nadie en el salón, fue cuestión de minutos para que se quedaran completamente solos.
-¿De que quieres hablar conmigo?-
Preguntó Yabu en un tono un poco frío.
-Tal vez sea mi imaginación, de todas formas si no me quieres dar tus razones yo lo entenderé, pero ¿Qué es lo que te esta pasando?-
-¿A que te refieres? No te entiendo-
Respondió Yabu tratando de mantener su misma frialdad.
-Me estas evitando, me ignoras, sin ninguna razón aparente, y eso es extraño, apenas ayer hablamos muy bien y hoy me ignoras por completo, eso es a lo que me refiero-
-Debe ser tu imaginación-
Dijo Yabu mientras desviaba la mirada y caminaba hacia una de las ventanas y sin querer pudo observar como Chinen estaba de pie en la entrada de la escuela, obviamente esperando a Takaki.
-De acuerdo, yo solo quiero que me digas claramente lo que te sucede, pero si vas a dejarme de hablar así de repente, de acuerdo, lo respeto-
Y sin decir más, Takaki se colgó la mochila al hombro, estaba a punto de partir, cuando Yabu vio algo por la ventana y de inmediato detuvo a Takaki.
-Espera-

Cuando Chinen salió de su clase, sabía en donde debía esperar a Takaki, puesto que el tenía algo importante que hacer, así que mientras todas las chicas se despedían con una extraña expresión en el rostro de el, tomo sus cosas, salió del salón y se dirigió a la entrada para esperar a Takaki.
Al llegar ahí se recargo en la pared.
“-Solo espero no tener que estar aquí mucho tiempo-”
Y es que a decir verdad Chinen odiaba esperar a la gente, era algo que nunca hacia, pero tratándose de Takaki estaba dispuesto a hacer una excepción.
Pero había algo que no esperaba que sucediera mientras esperaba, estaba tan concentrado pensando en muchas otras cosas, cuándo una voz muy familiar lo hizo reaccionar.
-Chinen, hasta que te encuentro-
-Te dije claramente que no quiero saber de ti-
-Por favor, no digas esas cosas-
-¿Qué quieres?-
-Solo vine a buscarte, pensé que sería una buena idea invitarte a tomar un helado, que dices-
-No puedo, espero a alguien importante-
-¿A alguien? ¿No será acaso el chico con el que estabas esta mañana?-
Chinen miró molesto a Ryosuke.
-Eso no te incumbe-
-¿Acaso estas…-
-Y si es así ¿Qué?-
-Pero… no puedes hacer eso-
Y sin dejar que Chinen dijese algo más, Ryosuke lo jaló del brazo y lo abrazo tiernamente, de momento Chinen no supo reaccionar, entonces escuchó como Ryosuke le decía al oído.
-Yo, de verdad te amo, por favor tienes que creerme-

Yabu vio esta pequeña escena, no podía permitir que Takaki presenciara algo así.
-Espera-
Entonces Takaki se giró para ver a Yabu.
-No estoy enojado ni molesto contigo si eso quieres saber, es solo que hoy no fue un buen día, no pienses cosas que no son ¿de acuerdo?-
En el rostro de Takaki se reflejo un poco de tranquilidad al escuchar estas palabras, pero de pronto ambos escucharon un grito que llamó su atención, y más la de Takaki, conocía perfectamente de quien era esa voz.

1 comentario:

Sorenike dijo...

Oh oh, e.e me encanta~~ xD

Publicar un comentario

Lo has leído y... ¿Te gusto? ¿No? ¿Sientes que algo faltó?
¡Me encantaría saber tu opinión sobre lo que acabas de leer! ^O^ Así que no dudes en hacérmelo saber, así podré mejorar un poquito más :3
De igual forma: ¡GRACIAS POR LEER!